Rusia corta el suministro de gas en el Nord Stream 1

Rusia corta el suministro de gas en el Nord Stream 1

Con la excusa de unos problemas técnicos en el gasoducto Nord Stream 1, Rusia ha cortado completamente el suministro de gas hacia Europa.

Antes, Gazprom, el gigante gasista estatal ruso, había interrumpido temporalmente el abastecimiento por razones de mantenimiento.

Según ha explicado este viernes, se han detectado nuevos problemas en la única turbina que funcionaba.

En un comunicado, informa de una fuga de aceite, un problema parecido al que, teóricamente, se había detectado en las otras tres turbinas.

Por tanto, el suministro de gas a través de Nord Stream 1 no se reanudará este sábado como se había previsto. En su perfil de Telegram, la compañía ha mostrado una imagen de la supuesta fuga.

Además, Alexei Miller, presidente de Gazprom, responsabiliza de las dificultades para las reparaciones a las sanciones impuestas por la comunidad internacional.

Detrás de este corte, parece estar la amenaza rusa de dejar de abastecer gas a Europa si se materializan las medidas de topar el precio del gas.

Así lo hizo este viernes Dimitri Medvedev, jefe adjunto del Consejo de Seguridad de Rusia.

Así, el gigante gasista había previsto reanudar el flujo de gas este sábado a razón de 33 millones de metros cúbicos diarios. Esto es el 20% de la capacidad efectiva del gasoducto.

Nord Stream 1 es clave para Centroeuropa

Estos tubos son fundamentales para la llegada de gas al centro de Europa, principalmente, Alemania.

Precisamente, el Gobierno alemán ha asegurado que el suministro de este combustible está garantizado pese al corte en el Nord Stream 1.

No obstante, una portavoz del Ministerio Asuntos Económicos de Alemania ha avisado de que Rusia lleva semanas demostrando su “poca fiabilidad”.

Con todo, señaló que es necesario seguir con el progresivo refuerzo de la “independencia” energética frente al Kremlin.

“Estamos ahora mucho más preparados que hace unos meses”, proclamó la portavoz. De hecho, las reservas de gas alemanas se acercan al 84,3% y el Ejecutivo cree que llegará al 85% “en los primeros días de setiembre”.

Por su lado, la Comisión Europea se ha manifestado en la misma línea que la portavoz ministerial alemana.

Según ha trasladado Eric Mamer, portavoz del Ejecutivo comunitario, el corte indefinido del gasoducto Nord Stream 1 demuestra la “poca fiabilidad” de Rusia como proveedor de combustibles fósiles a Europa. Asimismo, su “cinismo”.

A través de Twitter, el portavoz afirmó que son “excusas falaces” por parte de Rusia. “También es otra prueba del cinismo de Rusia, que prefiere quemar gas en lugar de cumplir contratos”, sentenció.

A su vez, Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, ha señalado que el anuncio de la gasista rusa “no es ninguna sorpresa”.

No obstante, lanza un mensaje a Rusia: “el uso del gas como arma no cambiará la resolución de la Unión Europea”.

De este modo, el bloque comunitario “acelerará” las medidas para lograr la “independencia energética”. Al tiempo, seguirá con su “deber” de proteger a los ciudadanos de Ucrania y “apoyar la libertad” del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.