La razonable protesta de los fotógrafos de fútbol

La razonable protesta de los fotógrafos de fútbol

Los fotógrafos de futbol no tienen claro su futuro. Mientras que la actividad de los reporteros gráficos en otros ámbitos está volviendo a la normalidad, los que cubren el terreno deportivo no saben cuándo van a volver a ella.

Vuelven da rueda de prensa con periodistas en Moncloa. También en otros recintos cerrados como el Congreso, el Senado y otras ruedas de prensa. La Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa ha confirmado que pueden estar presentes ocho, dos y tres, respectivamente.

Los fotógrafos de futbol llevan semanas pidiendo una reunión con La Liga para volver a cubrir los entrenamientos. También para acceder a los partidos cuando la competición regrese en menos de una semana.

Según un periodista que la Cadena Cope el organismo organizador la competición liguera se plantea que puedan acceder a los partidos de Primera División ocho fotógrafos. Cuatro en el caso de los de Segunda.

Para los fotógrafos de futbol este número es insuficiente. No entienden que “entrarían en los campos los mismos que acceden al Hemiciclo teniendo menos espacio. En una grada caben más personas”.

A ello se une la cuestión de la distribución de los pases. “Un fotógrafo sería de La Liga, otros dos o tres de cada club y el resto fotógrafos de otros medio”, explican. Por tanto, “la prensa quedaría reducida a tres o cuatro cámaras solamente”, añaden.

Los fotógrafos de fútbol son un servicio esencial

La asociación recuerda que “son un servicio esencial”. Proponen que se siga el mismo modelo de otros países, como por ejemplo Polonia. “Los fotógrafos están en las gradas respetando la debida separación entre ellos”, indican.

Los reporteros gráficos deportivos, entre ellos los fotógrafos de fútbol, cuentan con el respaldo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). Así, ésta reclama que “se autorice el acceso de los fotógrafos a los entrenamientos de los equipo de fútbol y a los partidos”.

Igualmente, que no “se siga privando a los periodistas y a los fotorreporteros de realizar un servicio esencial para garantizar el derecho de información de los ciudadanos”.

Es más, agregan que periodistas y fotógrafos han respetado escrupulosamente las medidas de seguridad sanitaria decretadas en el estado de alarma”. “Son los primeros interesados en preservar su salud y la del resto de ciudadanos”, concluyen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.