¿Qué se habló de Economía en el debate de los cuatro?

¿Qué se habló de Economía en el debate de los cuatro?

La propuesta socialista: conciliar crecimiento con justicia social.
La utilización de la política fiscal como ariete electoral no sorprendió a nadie. La bajada de impuestos por parte del PP y Ciudadanos volvió a ser la bandera a través de la cual trataron de arañar apoyos en las clases medias urbanas. El PSOE y Podemos volvieron a posicionarse a favor del gasto público como factor de redistribución de la renta, la lucha contra la desigualdad y el ejercicio de los derechos sociales.

Casado fue el más atrevido recortando impuestos. Suprimió de un plumazo el impuesto de sucesiones, al tiempo que prometía que el de sociedades iba a estar por debajo del 20%. Son ejemplos de propuestas de lo que él mismo bautizó como su revolución fiscal. Casado insistió en la bonhomía de las políticas económicas de la derecha, si bien el momento más sorprendente fue cuando llamó a las cuentas del PSOE como Presupuestos comunistas.

Pedro Sánchez, sin embargo, se refirió a una política económica que conciliara crecimiento económico con justicia social. Las críticas de Pedro Sánchez se dirigieron a Rodrigo Rato frente a los reales decretos aprobados por el Gobierno, especialmente los que avalan los subsidios para mayores de 52 años en paro.

Rivera no dudó en criticar los colocados por el PSOE en las empresas públicas y propuso un gran pacto educativo para sacar el país de una dicotomía que ya no corresponde al siglo XXI: la derecha y la izquierda. La mayor crítica de Rivera fue, tanto a Sánchez como a Iglesias, por querer elevar el tipo máximo del IRPF por encima del 50%.

Pablo Iglesias, sin embargo, leyó el artículo 31 de la Constitución en relación a que los que más tienen más paguen. Su mayor crítica fue dirigida a los bancos por no pagar impuestos. Podemos propone, explicó, reducir el IVA a los productos más necesarios, así como exigir a las instituciones financieras devolver los 60.000 millones de euros gastados en su rescate.

El impuesto de Sucesiones salió a colación una y otra vez. Tanto Rivera como Casado propusieron la supresión del mismo. Frente a ello, la posición de Pedro Sánchez fue clara: “No puede haber justicia social sin justicia fiscal”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.