VOX, el quinto pasajero, en el centro de todos los debates

VOX, el quinto pasajero, en el centro de todos los debates

Siempre estuvo en el trasfondo, aunque nadie sabía que estaba.
Nadie citó el nombre de VOX en el debate. La formación ultraderechista fue silenciada por la estrategia de cada uno de los intervinientes. No tuvo mención expresa en ningún momento.

Solo Sánchez dejó caer que la ultraderecha iba a estar a los mandos si gobierna la derecha en este país. En ese sentido Pedro Sánchez no dudó en poner de relieve especialmente el acuerdo de Andalucía. Denunció que la ultraderecha no reconocía el genocidio nazi, que pretende cerrar televisiones, que quiere hacer deportaciones de migrantes.

De este modo VOX planeó de forma tácita el debate de ayer. Su sombra ha venido influyendo, de una manera o de otra, en el comportamiento de las cuatro formaciones que se vieron las caras anoche.

Efectivamente, VOX ha servido tanto para un roto como para un descosido. Por un motivo o por otro ha estado en la boca de todos con un único beneficiario: el propio VOX. Por un lado, tanto el PSOE, como Podemos, han manifestado su preocupación por el auge de la ultraderecha apelando a la movilización de la izquierda. Por otro lado, PP y Ciudadanos miran de reojo buscando un acuerdo similar al firmado en Andalucía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.