Qué hacer para librarnos de tanto gasto navideño

Qué hacer para librarnos de tanto gasto navideño

Comidas y cenas familiares y de empresas y regalos, sobre todo, disparan nuestros presupuestos.
En estas fiestas el gasto en las familias se multiplica al llegar la época del año más esperada, sobre todo para los peques de la casa, aunque también la más temida por otros. Regalos, ropa, comidas, cenas, viajes, cotillones… Todos ellos forman parte de las tradiciones que finalmente hacen que nuestros bolsillos se resientan. Pero se puede evitar si aplicamos una serie de acciones a la hora de llevar a cabo las compras navideñas. Aquí van algunas.

La primera afecta directamente al precio. Es conveniente informarse bien antes de ir a comprar e Internet se ha convertido en el mejor aliado para ello porque nos permite consultar ofertas disponibles en el mercado. También los folletos que se acumulan en nuestros buzones. Si a ello añadimos que elaboramos una lista con las personas a las que hacer regalos y cuánto queremos dedicar de nuestro presupuesto a cada una de ellas, logramos que a las jornadas de compras vayamos con ideas más claras y evitar la improvisación y el gasto desmedido que esto puede suponer.

Es conveniente hacer un presupuesto en el que se defina cuánto se puede y se quiere gastar, así como en qué hacerlo, priorizando de más a menos importante. A veces no es posible anticipar las compras, pero cada vez es más accesible si se tienen las ideas claras. Por ejemplo, una buena idea es son las tiendas online dónde hay numerosas ofertas por las que se puede ahorrar bastante dinero y con propuestas originales y personalizables. El inconveniente es que no puedes verr los productos in situ y que pueden tardar en llegar.

También resulta interesante utilizar aplicaciones de control de gastos, desde Control de gastos de Google Play o Tus gastos en App Store, además de la tradicional hoja de Excel o los simples cuadernos de notas. De este modo, podemos organizar el gasto y llevarlo siempre con nosotros. Otro elemento casi imprescindible para ahorrar es dejar durante estos días la tarjeta de crédito en casa y sacar dinero en efectivo. Así, evitamos las tentaciones y sabemos perfectamente cuánto podemos gastar, además de ayudarnos a priorizar.

Se ha puesto de moda el handmade, un buen sistema para ahorrar, haciendo tus propios regalos, adornos, etc., además de dar rienda suelta a tu creatividad y aportando un toque personal a los presentes y la decoración. Pero si esto no te va, o no eres especialmente maños@, otra interesante vía la encontramos en los productos de segunda mano en tiendas y mercadillos.

Finalmente, para ahorrar dinero, estrés, atascos, aparcamientos de pago y aglomeraciones es recomendable, no solo reducir los desplazamientos, sino moverse en transporte público, siempre que sea posible, porque otras veces no lo es cuando uno va cargado.

En cualquier caso, Feliz Navidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.