Podemos propone prohibir que los bancos sean propietarios de medios de comunicación y que den préstamos a partidos políticos

Podemos propone prohibir que los bancos sean propietarios de medios de comunicación y que den préstamos a partidos políticos

Pretende, así, que se evite que los partidos pidan millones a la banca y se límite la “democracia del país”.
En rueda de prensa después del Consejo de Coordinación de Unidas Podemos, los portavoces Pablo Echenique y Noelia Vera han anunciado que, si ganan las elecciones generales del 28 de abril prohibirán que los partidos políticos puedan financiar las campañas electorales con préstamos de los bancos, así como que las entidades financieras puedan invertir en los “grandes medios” de información.

A juicio de la formación morada, el hecho de que “los grandes partidos tengan enormes deudas millonarias” limita su capacidad para regular y exigir que devuelvan el rescate bancario o asuman el impuesto de las hipotecas.

“Nuestra fuerza política ha demostrado que no hace falta financiar las campañas electorales con créditos bancarios, no es una obligación, que puedes financiar con pequeños préstamos de la ciudadanía; quien paga manda, y por eso hemos demostrado que se pueden financiar campañas sin pedir créditos bancarios”, ha remarcado Echenique. La propuesta estará recogida en su programa electoral. “Una medida de salud democrática que impediría que la banca tenga más poder que los diputados y que algunos gobiernos”, apostillo el también secretario de Organización de Podemos. Esta medida supondrá la modificación de la Ley orgánica del Régimen Electoral General.

En relación a la participación de los bancos en medios de comunicación, Vera indicó que, por ejemplo, BBVA o Santander “son dueños de grandes medios”, lo que hace un “flaco favor a la democracia del país”. Para desarrollar esta medida, se creará un grupo de trabajo en el que se contará con periodistas. En la formación morada no creen que sea “normal” que la banca o un fondo de inversión, como Amber Capital, tengan participación accionarial en medios de comunicación.

Por ello, sostienen que no puedan invertir en ellos, de forma que se salvaguarde su independencia y se garantice “un derecho fundamental como es el acceso libre a la información por parte de la ciudadanía”. “Es una vergüenza que, mientras los redactores en este país viven en condiciones laborales precarias, cobrando una miseria, se hace negocio por otro lado y con esas condiciones laborales”, señaló.

En consecuencia, Podemos trabaja en “blindar” los derechos laborales de los profesionales de la información con el desarrollo del Estatuto del Periodista. todo ello porque preocupa que las manos de los poderosos tengan influencia en el contenido periodístico yendo en detrimento del derecho de información. Por tanto, la formación morada se siente en la obligación de apuntar a quienes están detrás de los medios, poniendo como ejemplo a Berlusconi y Mediaset.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.