Piratas informáticos atacan la Agencia de Seguridad Nuclear de EEUU

Piratas informáticos atacan la Agencia de Seguridad Nuclear de EEUU

Unos piratas informáticos vienen atacando desde marzo más de una docena de agencias federales estadounidense, entre ellas la Agencia de Seguridad Nuclear. Así lo ha comunicado el Departamento de Energía y la Administración Nacional de Seguridad Nuclear de Estados Unidos.

Está “amenaza” representa un “grave riesgo” para las entidades federales, así como para los gobiernos estatales y locales y algunas organizaciones del sector privado. Es lo señalado por la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA) del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.

Se trata de una “amenaza avanzada y persistente”, según la CISA, con un “actor” que habría “demostrado paciencia, seguridad operativa y compleja habilidad comercial durante estas intrusiones”. Así, desde este organismo admiten que será todo un “desafío” eliminar a estos piratas informáticos.

El origen de los ataques podría estar relacionado con hackers rusos. Su objetivo sería el Departamento de Energía y la Agencia de Seguridad Nuclear.

Shaylyn Hynes, portavoz de este Departamento, indicó que “la investigación está en curso”. “El malware se ha aislado solo en las redes comerciales. No ha afectado a las funciones esenciales de seguridad nacional del Departamento, incluida la Administración Nacional de Seguridad Nuclear”, apuntó.

La CISA y el FBI informaron este miércoles de que habían comenzado una investigación conjunta con el fin de “comprender el alcance total de esta campaña”. Según explicaron, ha afectado especialmente “a las redes dentro del Gobierno federal”.

Biden ya está al tanto de los ataques de estos piratas informáticos

Joe Biden, presidente electo, ya está informado acerca de estos ataques que ha calificado como “violación masiva de seguridad cibernética”. Unos ataques que afectan potencialmente a miles de víctimas.

En un comunicado, Biden ha trasladado que “hay muchas cosas que aún no sabemos, pero lo que sí sabemos es motivo de gran preocupación”.

Rusia está bajo sospecha, aunque el Gobierno estadounidense no haya responsabilizado todavía a nadie. Sin embargo, varios expertos en ciberseguridad apuntan a los servicios de Inteligencia rusos.

Uno de ellos es Tom Bossert, ex asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, todavía presidente de Estados Unidos. Bossert ha advertido de la “magnitud” de los ataques de los piratas informáticos y no dudó en ponerles nacionalidad: “rusos”. Lo justifica en que “han tenido acceso a un número considerable de redes importantes y sensibles durante seis a nueve meses”.

En una columna de The New York Times, explica que “los piratas informáticos ocultaron sus huellas y obtuvieron lo que los expertos llaman ‘acceso persistente’. Es decir, la capacidad de infiltrarse y controlar las redes de una manera que es difícil de detectar o eliminar”.

Tanto el Kremlin como la Embajada rusa en Washington niegan las acusaciones porque “contradicen los principios de política exterior de Rusia”. Además, son contrarios a sus “intereses nacionales” y a su “visión de las relaciones entre los estados”, afirman.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.