El Banco de España señala que este cuarto trimestre ya no hay recuperación económica en España

El Banco de España señala que este cuarto trimestre ya no hay recuperación económica en España

Se pierde “empuje de la recuperación” económica en España desde el tercer trimestre y se percibe una “notoria” moderación del PIB en el cuarto. Esto se debe al repunte de los contagios y a las restricciones.

Así lo señala el Banco de España (BdE) que prevé una evolución entre un 0,6% y un -0,3%, con una contracción del PIB del 0,8%. En su informe, indica que el fuerte repunte del tercer trimestre, 16,7%, no fue suficiente para recuperar los niveles previos a la epidemia.

Contribuyó a ese fuerte crecimiento la relajación de las medidas de contención. Sin embargo, la trayectoria de recuperación se fue frenando a medida que aumentaban los contagios durante el verano.

Así, el organismo regulador explica que la moderación del ritmo en el avance de la actividad económica es “notoria” en los últimos meses del año. Detrás de ello, los nuevos brotes de contagios y el endurecimiento de las medidas restrictivas.

Esto ha provocado una “intensificación en la senda de desaceleración de la actividad”, por lo que no se puede descartar una caída del PIB. Por ello, pronostica que el cuarto trimestre arrojará entre una expansión del 0,6% y una contracción del 0,8%. Asimismo, una caída de 3% en el peor de los escenarios.

Ya en tasa interanual, se verá una pérdida de actividad del 8,6% en un escenario suave, del 9,8% en el central y del 11,8% en el más severo. Con todo, según la información disponible, se iría a una “cierta desaceleración” adicional del PIB, “de magnitud moderada”.

Esta desaceleración de la recuperación económica estaría en consonancia con la focalización de las medidas aplicadas, cuyas mayores consecuencias se dan en el sector servicios.

Asimismo, esa caída contribuirá negativamente al crecimiento de la demanda externa. La demanda nacional, a su vez, registraría tasas moderadamente negativas.

El informe concluye, en este sentido, que se producirá una nueva recaída de los intercambios comerciales con el exterior a final de año. Se extenderá a las exportaciones y las importaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.