Pilar Alegría, candidata del PSOE en Zaragoza, comienza la campaña

Pilar Alegría, candidata del PSOE en Zaragoza, comienza la campaña

Se ha comprometido a gobernar con “diálogo, consenso y escuchando a todos los ciudadanos”.
En un acto en Zaragoza, Pilar Alegría, candidata del PSOE a la alcaldía de la capital aragonesa, ha asegurado que es una ciudad que “tiene que ser gobernada desde la humildad y el respeto”. Por ello, si gana las elecciones y está al frente del Ayuntamiento, se ha comprometido a gobernar con “diálogo, consenso y escuchando a todos los ciudadanos”.

Así se manifestó la candidata socialista, arropada por Javier Lambán, secretario general del PSOE Aragón y presidente de la comunidad, y Juan Antonio Sánchez Quero, presidente de la diputación de Zaragoza, en el evento Somos Zaragoza que organizaba el PSOE en el Palacio de Congresos de la Expo en la capital aragonesa. Alegría dijo que ésta fue “una legislatura fallida” en la que los socialistas apoyaron a Pedro Santisteve, de Zaragoza en Común, “por responsabilidad”, porque las alternativas eran que, o gobernaba esta formación, o lo hacía el PP, que “venía con una política llena de recortes”.

La candidata socialista mostró su agradecimiento a Carlos Pérez Anadón, portavoz del PSOE en el consistorio zaragozano, por su labor “complicada” y “a veces, no bien valorada”, pero que puso “por encima de todo los intereses” de los ciudadanos de la capital de Aragón. En su opinión, la confluencia de Podemos en Zaragoza “no ha sabido aprovechar la confianza que los ciudadanos le dieron y, por eso, necesitamos volver a gobernar la ciudad, escuchando a todo el mundo, a todos, no solo a quienes nos votan, porque cuando eres alcalde, lo eres para toda la ciudadanía”.

Así, hizo un llamamiento a ponerse “en la piel de los zaragozanos”, y defendió una ciudad en la que “se respete el espacio público, las aceras vuelvan a ser propiedad de los peatones”, en la que los barrios “tengan el espacio que se merecen, especialmente los rurales, donde hay que mejorar los servicios”. En esa misma línea, aboga por adoptar medidas que favorezcan la creación de empleo de calidad, alcanzando acuerdos con emprendedores, universidad y creativos, una ciudad en la que “la cultura sea seña de identidad”, donde adquiera “un papel importante” la movilidad sostenible y en la que “puedan vivir con absoluta dignidad” todas las personas con discapacidad.

La candidata socialista ha pedido una “política sensata, real, que se aproxime a los ciudadanos”, como la que “todos los alcaldes y concejales socialistas en el territorio aragonés” ejercen, “pegada al terreno”, y que “nos apartemos del ruido y bajamos al suelo”, para escuchar a los ciudadanos. Todo ello porque hay que “conocer sus problemas” y “empatizar con ellos y con sus emociones, porque no podremos llevar a cabo un proyecto transformador solo desde el ayuntamiento, sino que hay que remar a favor de las ilusiones que tiene la gente de la ciudad”.

Alegría admite que estamos en “un momento complicado, donde seguramente el ruido es demasiado ensordecedor” a causa de las “soflamas” y el “extremismo”. Defiende “gestionar la diversidad que existe desde el diálogo”, llevando la realidad a la política. por ello, “necesitamos una manera distinta de gobernar y un pacto social con los ciudadanos para que llegue a Zaragoza una nueva etapa de crecimiento, consolidación, bienestar”. “Siempre ha habido una mayoría de progreso cuando se ha dado una respuesta clara a la ciudadanía”, argumentó.

La candidata del PSOE mostró su orgullo “de pertenecer a un partido que defiende los principios de la socialdemocracia”, el bienestar social, la libertad y la igualdad de oportunidades, que, a su juicio, siguen en vigor y están “alejados de populismos y soflamas que nada ayudan”. “La socialdemocracia renovada que representamos los socialistas es más necesaria que nunca”, enfatizó, para añadir que “donde gobernamos, a pesar de las dificultades, lo estamos demostrando”, como sucede con el Gobierno de España o el Gobierno de Aragón, en donde se ha logrado recuperar la educación, la sanidad, los servicios sociales y la dependencia, consiguiendo “que la comunidad crezca económicamente”.

Alegría señaló que “no me faltan ganas, ilusión y convencimiento en mis ideales y en mi ciudad”, y dijo que el partido tiene “un reto por delante y mucho trabajo que realizar explicando a la gente qué queremos hacer en Zaragoza”. “Sé que lo podemos conseguir, depende de nosotros, de la capacidad de salir unidos, convencidos de que podemos mejorar esta ciudad, la Comunidad, la vida de las personas y alejarnos de ese ruido que nada ayuda a la vida de los ciudadanos”, hizo hincapié. Además, destacó la necesidad de “volver a conseguir el Ayuntamiento” ya que “solo nosotros podemos ser los protagonistas de ese cambio que “están esperando” los ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.