En Comú quiere que el CIS pregunte por la Monarquía

En Comú quiere que el CIS pregunte por la monarquía

Ha registrado una proposición no de ley para debatirla en el pleno del Congreso.
La iniciativa propuesta por En Comú Podem persigue que la Cámara obligue al Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, a hacer un sondeo sobre la opinión de los españoles acerca de la Monarquía. El último se realizó en abril de 2015. En concreto, se pretende que se incluya dentro de los cuestionarios que valoran la confianza de los ciudadanos en las instituciones.

La primera vez que se incluyeron estas preguntas en los cuestionarios del instituto demoscópico fue en octubre de 2011, y en otras tres ocasiones también se plantearon este tipo de cuestiones. En aquella primera ocasión, la Monarquía obtuvo un 4,89 de nota, quedando como la tercera institución mejor valorada, por detrás de las Fuerzas armadas y los medios de comunicación.

En abril de 2013, el barómetro reveló que a la Corona se la valoraba con un 3,68. Un año después, poco antes de que el rey Juan Carlos abdicara, repuntó hasta el 3,72, y ya con Felipe VI como Jefe del Estado, en abril de 2015 obtuvo un 4,34, siendo la quinta institución a la que los ciudadanos inspiraba mayor confianza, detrás de la Guardia Civil, la Policía, las Fuerzas Armadas y los medios de comunicación.

a partir de ahí, la Monarquía aparece en la lista de problemas nacionales en las encuestas mensuales del CIS y, un dato cuando menos curioso, es que los encuestados la citan de manera espontánea, aunque con porcentajes muy bajos, entre el 0 y el 0,4% en los dos últimos años.

José Félix Tezanos, presidente del instituto demoscópico, adelantó después de tomar posesión de su cargo que no se preguntaría acerca de la Corona porque la Jefatura del Estado “no está en la agenda de los españoles”.

Según la confluencia catalana de Podemos, el Gobierno tan solo atribuye a criterios “técnicos” el hecho de que hayan desaparecido las valoraciones de las instituciones, y más en concreto respecto a la Monarquía, argumenta que el termómetro social aparece ya reflejado en las respuestas al situar a la Corona como uno de los problemas del país.

En cambio, sí se pregunta acerca de los bancos, el Parlamento, el Poder Judicial, los medios de comunicación o las ONG en los barometros después de unos comicios, dejando fuera a otras instituciones como la Iglesia, el Tribunal Constitucional, los sindicatos, la Policía, el Defensor del Pueblo, la Monarquía o las Fuerzas Armadas. En Comú critica que se trata de “una situación absolutamente anómala que da la espalda al evidente interés sociológico que suscitan en la actualidad las actitudes de la opinión pública respecto a tales instituciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *