Pedro Duque defiende su honorabilidad

Pedro Duque defiende su honorabilidad

Creó una sociedad para administrar sus dos viviendas.
En comparecencia ante la prensa ayer, Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación, defendió la legalidad de crear una sociedad patrimonial para administrar sus dos viviendas, una de Madrid y otra en Jávea, y aseguro que no eludió ningún pago de impuestos. Añadió que no dimitirá.

Así, su notario y sus asesores recomendaron, a él y a su esposa, constituir la empresa en 2005 porque ambos vivían y trabajaban en el extranjero. De este modo, podían gestionar y alquilar sus viviendas, facilitando los trámites, puesto que ellos, por razones laborales y residir fuera España, no podían encargarse de buscar inquilinos, elaborar los contratos y firmarlos.

El ministro ha reiterado que no constituyó la sociedad para eludir impuestos, sino para facilitar la gestión de los inmuebles. A tal punto lo justifica que asegura que “no se ha producido ningún ahorro de impuestos”, ni facturó ingreso alguno a nombre de la sociedad, salvó los alquileres. Señaló que cuando lo hizo “estaba promocionado” por el Gobierno. Consuelo Femenía, su mujer y actual embajadora en Malta, y él viajaban mucho y querían tenerlo todo bien atado por sus hijos y por si les ocurría algo a ellos dos. Llegó a decir: “Por si a mamá le pasaba algo en Turkmenistán o a papá le explotaba el cohete”.

Admitió que fue en “el tiempo de la burbuja inmobiliaria y ahora no haríamos lo mismo”. También descartó cualquier similitud con lo que dijo Pedro Sánchez en 2015, comprometiéndose a apartar de su equipo a aquel que creara una sociedad interpuesta para no pagar impuestos. “No veo que sea similar en nada”, aseveró.
Duque indicó que había hablado con el presidente, de quien recibió todo su apoyo.

Desde el Gobierno confirman que “la situación está ya bastante despejada” y entienden que las explicaciones que ha ofrecido el ministro son “suficientes”. Desde Moncloa afirman que Duque cuenta con “todo el apoyo” de Pedro Sánchez, y del ministro aseguran que es “una persona y un ciudadano ejemplar”. Asimismo, descartan cualquier parecido con el caso de Màxim Huerta, ex ministro de Cultura, puesto que no ha habido evasión fiscal ni operaciones para ahorrarse dinero en los impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *