El optimismo económico para 2018 se extiende en Alemania

Francisco Villanueva Navas.

Por Francisco Villanueva Navas • @FranciscoVill87
Economista y periodista financiero.
Ante el año recién estrenado, la prestigios encuestadora patrocinada por el centro de estudios económicos del instituto de economía de Colonia; gran parte de las empresas alemanas es más optimista de cara al próximo año e ignora el posible impacto de las políticas proteccionistas de Estados Unidos o el Brexit, aunque el principal factor que preocupa es la escasez de mano de obra cualificada.
Así, hasta 26 federaciones sectoriales de las 48 analizadas son más optimistas actualmente que a finales de 2016 y más de dos terceras partes prevé que la producción aumentará en 2018. Solamente dos sectores, el de la industria alimentaria y el de la banca son más pesimistas, aludiendo en este sentido a unos costes y competencia mayor, y a los bajos tipos de interés que erosionan sus márgenes, respectivamente.
Aunque el nuevo proteccionismo impuesto en los EEUU perjudica mucho el comercio global y daña que el dinero fluya entre países con más velocidad por la obsesión de Trump de proteger lo improtegible, y las perspectivas del Brexit que añaden pesimismo a toda la Unión Europea ante el desafío: parece que la inversión en Alemania, que ya aumentó el año pasado, se fortalecerá aún más en 2018, ha señalado el analista de IW, Michael Grömling, director de la encuesta elaborada por el Instituto de Estudios Económicos de Colonia (IW), que marca tendencias muy fiables en Alemania.
Un dato es revelador, de un total de 50 federaciones sectoriales, 24 prevén destinar una partida mayor a la inversión. Eso siempre demuestra confianza y seguridad del empresariado.
No obstante, el factor negativo principal al que apuntan en la encuesta es la falta de mano de obra cualificada. Solo el 12% no considera esta variable como negativa. «Las perspectivas de producción en la economía alemana podrían ser mejores si hubiera más trabajadores cualificados disponibles», ha indicado Grömling.
En este sentido hasta 19 federaciones sectoriales prevé contratar a más personal, mientras que otras 19 estiman que el empleo se mantendrá estable. Solo una quinta parte (9 federaciones) esperan una reducción de sus plantillas. En la encuesta de hace un año, hasta 12 federaciones preveía despedir parte del personal. Es evidente que la locomotora europea necesita más mano de obra y se hace especialmente atractivo cuando el salario medio en España de un licenciado cualificado de mediana edad, es de 2.000€, mientras que en Alemania a misma cualificación el sueldo es de 4.000€. Ingenieros, arquitectos, economistas… buenos y formados se van sin dudar…
La recuperación económica de Alemania es una excelente noticia pero nuestra fuga de capital humano es un problema para España de primer orden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.