¿Merece ‘Green Book’ el Oscar por encima de ‘Roma’?

¿Merece 'Green Book' el Oscar por encima de 'Roma'?

La gala estuvo marcada por un gran apoyo a la diversidad.
En la 91° edición de los Oscar, el premio a la mejor película del año, fue otorgado a la cinta dirigida por Peter Farrelly, Green Book. Se impuso a la que hasta el momento era la gran favorita, Roma, del director mexicano Alfonso Cuarón. Este film traslada a la gran pantalla recuerdos del la infancia del cineasta y se alzó con tres premios: mejor dirección, mejor fotografía y mejor película de habla no inglesa.

Green Book que cuenta la historia de un pianista negro al que acompaña su chófer y guardaespaldas, tiene que hacer frente al racismo en la década de los 60, cuando realiza una gira por el sur de los Estados Unidos. Esta cinta también logró tres premios: mejor película, mejor actor de reparto y mejor guión original. Si por algo se recordará esta gala, será por su marcado carácter de apoyo a la diversidad y por carecer de maestro de ceremonias.

Cuatro Oscar cosechó el biopic de Freddie Mercury, Bohemian Rhapsody, que logró: Oscar al mejor montaje, a la mejor edición de sonido, a la mejor mezcla de sonido y el de mejor actor protagonista, Rami Malek. “Gracias a Queen por permitirme ser una parte minúscula de vuestro eterno legado”, manifestó el actor que apuntó que, del mismo modo que Mercury, también su historia es la de un inmigrante que lucha por abrirse camino en el mundo del arte.

Una de las grandes sorpresas de la noche fue para Olivia Colman, que se impuso a Glenn Close recibiendo el premio a la mejor actriz protagonista por su interpretación en La Favorita. Film que se basa en la figura de la reina Anna de Inglaterra. “Glenn, has sido mi ídolo durante mucho tiempo y no era así como quería conocerte. Creo que eres increíble y te quiero”, dijo Colman al recoger el galardón, totalmente emocionada por no esperarlo.

Por su parte, Regina King recogía el premio como mejor actriz de reparto por su papel en El blues de Beale Steet, entre lágrimas y agradecimiento a su madre, a las demás nominadas y a Dios, asegurando que “siempre es bueno”. “Soy un ejemplo de lo que pasa cuando se invierte apoyo y amor en una persona”, trasladó.

Mahershala Ali se alzó con el premio al mejor actor de reparto por Green Book, segunda estatuilla que logra en su carrera. Dedicó el premio a su abuela ya que siempre fue “un refuerzo positivo”. “Ella es la que me ha ido guiando en cada paso de mi camino, sin ella no estaría aquí ahora”, afirmó.

También tuvo una gran noche Black Panther, una cinta de superhéroes que se llevó tres premios de las siete nominaciones que acaparaba: mejor vestuario, mejor diseño de producción y mejor banda sonora por el trabajo de Ludwig Göransson.

El premio al mejor guión original fue para Brian Hayes Currie, Peter Farrelly y Nick Vallelonga por Green Book y Spike Lee se alzó con el premio al mejor guión adaptado por Infiltrado en el KKKlan. “Las elecciones están a la vuelta de la esquina. Entre el odio y el amor, hagamos lo correcto”, afirmó combativamente en su discurso.

El premio para la mejor canción se lo llevó Shallow, del remake Ha nacido una estrella, su tema principal, protagonizada por Lady Gaga y dirigido, a la vez que coprotoganizado por Bradley Cooper.

“No se trata de ganar, la clave es de no abandonar. Si tienes un sueño, lucha por él. Si algo te apasiona, da igual cuántas veces te rechacen o caigas, lo importante es cuántas veces te vuelves a levantar”, trasladó la cantante muy emocionada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *