Marjaliza declara que Villarejo fue quien ocultó la cuenta de Granados en Suiza

Marjaliza declara que Villarejo fue quien ocultó la cuenta de Granados en Suiza

Los contactos con el ex comisario se habrían producido en 2014 poco antes de que se destapara la trama Púnica.
Según informan fuentes jurídicas, Francisco Granados, ex consejero de la Comunidad de Madrid, contrató a José Manuel Villarejo para que ocultara una cuenta en Suiza con un millón y medio de euros. Así lo ha declarado David Marjaliza, presunto cerebro de la trama Púnica, al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón.

Según ha relatado el constructor, los contactos con el ex comisario se produjeron en 2014, poco antes de que se destapara el entramado por el que se pagaban prebendas y comisiones a cambio de adjudicaciones en varios municipios de la Comunidad de Madrid y se llevaran a cabo las operaciones por las que Granados y Marjaliza fueron detenidos y encarcelados.

El supuesto cerebro de esa trama de corrupción detalló en declaraciones a los medios que el que fuera secretario general del PP de Madrid “utilizó a Villarejo para intentar paralizar a la Fiscalía de Suiza” con el objetivo de que no enviara a España información sobre su cuenta bancaria en el país helvético. “No sé las gestiones que hizo. Me lo presentó y tuvimos un par de reuniones con él y luego nos presentó a un abogado”.

Marjaliza señaló que se trataba de Ernesto Díaz Bastién, el letrado que ha llevado la defensa de Villarejo hasta que hace tres meses renunció y al que el constructor y Granados pagaron por esa gestión, y no al ex comisario.

Según ha declarado, dos abogados suizos hicieron algunas gestiones en España, pero no dieron su fruto porque la rogatoria llegó y se supo de la existencia de la cuenta.

Pero ahí no acabó la declaración de Marjaliza, quien también habló acerca de Sergio Ríos, el ex chófer de Luis Bárcenas, ex tesorero del PP. Según ha dicho, le vendió a Ríos un piso en Valdemoro con un descuento de 3.000 euros porque el ex consejero se lo pidió. A eso añadió que Granados le pidió que “intentara localizar el teléfono [del chófer del ex tesorero popular] a través de mi conductor. Yo hablé con mi conductor y le localizó y le dio el teléfono o lo que fuera. Iban a interceptar documentación que llevaba la mujer de Bárcenas a Soto del Real, pero no recuerdo más. Fue un comentario de 30 segundos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.