Madrid recuerda hoy con dolor los atentados del 11-M

Madrid recuerda hoy con dolor los atentados del 11-M

191 personas fallecieron a causa de ellos y alrededor de dos resultaron heridas.
Los sindicatos de clase inaugurarán hoy en Madrid, a las 10:30 en Atocha, los actos en recuerdo al peor atentado de la historia de España. A pesar de la intención de seguir extendiendo dudas sobre la autoría, las víctimas tendrán homenaje digno tras tantos años de recuerdo y dolor.

Aquel 11 de marzo de 2004, entre las 7:36 y las 7:40, en plena hora punta, se produjeron diez explosiones casi simultáneamente en cuatro trenes de la red de Cercanías de Madrid. Algo más tarde, después de un intento de desactivación, la policía detonó de forma controlada dos artefactos que no habían estallado y tras ello desactivaron un tercero, lo que permitiría iniciar las investigaciones.

El explosivo empleado fue Goma-2 ECO, utilizado habitualmente en canteras, colocado en el interior de mochilas que fueron abandonadas en distintos vagones de los cuatro trenes atacados, que cubrían, en todos los casos, la línea que une la estación de Alcalá de Henares y la estación de Atocha, aunque los finales de trayecto fueran otros.

Más en concreto, los ataques se produjeron en los convoyes que salieron de Alcalá de Henares con destino, dos de ellos, a Alcobendas-San Sebastián de los Reyes, a la estación de Chamartín y a la estación de Príncipe Pío. Los trenes partieron entre las 7:01 y las 7:14.

El primer convoy con destino a la estación de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes, conformado por seis vagones, estaba estacionado en la vía 2 de la estación de Atocha cuando se produjeron tres explosiones: poco antes de las 7:37, en el coche 6, a las 7:38, en el coche 5 y pocos segundos después en el coche 4. La Policía localizó en el coche 1 otro artefacto que no estalló y que los equipos TEDAX explosionaron, más de dos horas después, de forma controlada.

El segundo tren, que cubría el mismo trayecto, con seis vagones y dos alturas, estaba iniciando la marcha en la estación de El Pozo cuando se produjeron dos explosiones, en los coches 4 y 5, alrededor de las 7:38. Un tercer artefacto fue localizado en el andén a la altura del coche 3 y fue explosionado por los TEDAX. Un cuarto explosivo recorrió varias comisarías de policía hasta finalmente ser desactivado y examinado. Contenía 500 gramos de Goma-2 ECO, metralla, un detonador y un teléfono móvil que cumplía la función de temporizador y que había sido manipulado para que la alarma activara el detonador. Gracias a lo encontrado se pudieron iniciar las investigaciones que conducirían a la persecución de los supuestos autores.

Una explosión se produjo, sobre las 7:38, en el coche 4 del convoy con destino a la estación de Príncipe Pío cuando se encontraba parado en la estación de Santa Eugenia.

Por último, el tren con destino a la estación de Chamartín estaba a unos 800 metros de la de Atocha, en la línea férrea paralela a la calle de Téllez, cuando, alrededor de las 7:39, se produjeron cuatro explosiones, en los coches 1, 4, 5 y 6.

Al día siguiente, once millones de personas salieron a las calles en toda España a manifestarse contra los atentados. En Madrid, una manifestación convocada por el Gobierno y todos los partidos políticos congregó a 2,3 millones de personas que recorrieron bajo una intensa lluvia el tramo que va desde la Plaza de Colón a Atocha. El entonces príncipe Felipe y las infantas Elena y Cristina de Borbón se unieron a la manifestación, siendo la primera vez en la historia que un miembro de la Familia Real española lo hacía. El lema lo decía todo: “Con las víctimas, con la Constitución, por la derrota del terrorismo”.

En Barcelona, bajo el lema “Cataluña con las víctimas de Madrid. Contra el terrorismo. Por la democracia y la Constitución”, un millón y medio de personas se manifestaron contra los atentados. Así, en toda España. La Unión de Comunidades Islámicas de España condenó los atentados e instó a sus miembros a acudir a donar sangre y a las manifestaciones convocadas.

La cifra oficial de muertos, a 23 de marzo de 2004, era de 190. El recuento definitivo de heridos fue de 1.857.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *