Los aeropuertos británicos piden armas para luchar contra los drones

Los aeropuertos británicos piden armas para luchar contra los drones

Se pretende garantizar la seguridad y evitar el caos que se produjo en los días previos a Navidad.
Con el objetivo de comprar equipamiento militar anti drones, los aeropuertos de Gatwick y Heathrow han realizado un pedido por valor de “varios millones de libras”. Se intenta que no se vuelvan a producir situaciones como la ocurrida en los días previos a Navidad y, de este modo, evitar el caos en los aeropuertos con más tráfico en el país.

“Aunque no puedo dar muchos detalles, confirmo que se trata de una inversión de varios millones de libras y que permitirá garantizar que estamos a un nivel similar que las Fuerzas Armadas”, ha señalado un portavoz de Gatwick.

También desde Heathrow, el aeropuerto con más tráfico en Europa, han destacado que se ha ordenado dotar de equipamiento toda la zona. Incluso, se está trabajando con las autoridades y con la Policía para dar con las tecnologías que puedan luchar contra la amenaza que suponen los drones.

Según The Times, los aeropuertos pretenden lograr la tecnología necesaria para detectar y vigilar los drones tras que el Ejército retirase sus efectivos de Gatwick.

Cuando se produjo el cierre de la pista de aterrizaje 19 de este aeropuerto en los días previos a Navidad, originándose el caos, las Fuerzas Armadas fueron avisadas. El cierre, a lo largo de tres días, afectó a 140.000 pasajeros y se cancelaron unos 1.000 vuelos.

Chris Grayling, ministro de Transportes, ha mantenido reuniones con miembros de la Policía, servicios de Defensa y aviación para tomar decisiones y evitar que se produzcan situaciones similares.

La Policía aún no ha encontrado el aparato que causó las interrupciones en los vuelos. Por ello, Gatwick ha trabajado desde entonces intensamente para localizar nuevos avistamientos que han hecho más difícil la labor de su personal.

Tal como ha manifestado Giles York, comisario jefe de la Policía de Sussex, no se descarta por parte de la Policía que los aviones no tripulados avistados los días de caos navideño fueran propiedad de las propias fuerzas de seguridad.

Entretanto, se ha ofrecido una recompensa de unos 55.000 euros, por parte del aeropuerto, para obtener información con la que se logre la detención de los responsables. Ya fue detenida una pareja que, posteriormente, se puso en libertad sin cargos.

Ben Wallace, ministro de Seguridad, indicó el pasado diciembre que las fuerzas de seguridad poseen sistemas de detección que se podrían utilizar en todo el país para luchar contra los drones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.