Hackeado medio millar de políticos alemanes

Hackeados medio millar de políticos alemanes

Los medios alemanes describen lo ocurrido como “la mayor fuga de datos de la historia del país”.
Se ha confirmado, por parte del Gobierno de Alemania, la filtración de datos personales de más de 400 políticos estatales y federales del país. Entre ellos, se encuentran los de Angela Merkel, actual canciller, y de Frank-Walter Steinmeier, presidente alemán, menos de la formación de ultraderecha Alternativa para Alemania.

De los datos filtrados de la canciller, se conoce su número de fax, su dirección de e-mail y algunas cartas cuyo contenido se desconoce, aunque una portavoz de Merkel ha informado que el alcance de la filtración, en lo que respecta a la canciller, no abarca mucho.

“En relación a la Cancillería puedo decir, según las informaciones iniciales, que no se ha publicado información sensible, incluida la que se refiere a la canciller”, ha asegurado a Reuters una portavoz.

Ni el Ejército alemán ni la red de seguridad interna del Gobierno parecen haberse visto afectados por la filtración. A pesar de ello, los medios ya describen a la misma como “la mayor fuga de datos de la historia del país”.

Según ha confirmado el Bild, los afectados son unos 294 miembros del Partido Socialdemócrata (SDP), 105 de los Verdes, 82 de La Izquierda y 28 en el Partido Liberal Demócrata (FDP). Además existen filtraciones de datos de algunos miembros de los grupos parlamentarios de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), cuya líder es la canciller alemana.

Números de teléfono móvil, direcciones personales, transcripciones de comunicaciones por internet, cartas, facturas o información de tarjetas de crédito son algunos de los documentos que se han publicado, de los cuales muchos solo pueden obtenerse previo pago. En referencia a los datos de Alternativa para Alemania, aún se desconoce si se han evitado a propósito o se pretende publicarlos en los próximos días.

También han resultado afectados por la filtración, periodistas de algunas cadenas como ARD y ZDF.

La Policía aún no ha confirmado si la persona que tuvo acceso a la información sensible de los políticos es el propietario de una cuenta de Twitter en la que se describe como “investigador de seguridad, artista y sátiro”.

A última hora del jueves, las fuerzas de seguridad alemanas detectaron la filtración e intentan controlarla, conforme a las fuentes del medio, y tratan de verificar la autenticidad de la información que se ha difundido.

Katarina Barley, ministra de Justicia alemana, ha condenado los hechos y ha calificado la filtración como “grave”. “El autor de este ataque quiere dañar la confianza en nuestra democracia y en nuestras instituciones”, ha transmitido en unas declaraciones ofrecidas a la agencia de noticias DPA.

“Estos criminales y quienes les respaldan no deben bajo ningún concepto dictar los términos de debate alguno en nuestro país”, ha declarado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.