El Líbano, al borde de la guerra civil

El Líbano, al borde de la guerra civil

Líbano atraviesa una situación muy complicada. Se han producido choques violentos entre el Ejército y manifestantes debido a la situación económica. La economía del país ha entrado en declive por las medidas adoptadas para luchar contra la pandemia de Covid-19. Un peligroso estallido social se teme en las principales ciudades.

Las cifras del coronavirus se han manifestado en Líbano con más de 700 contagiados y 30 fallecidos. La gestión contra la pandemia es un éxito. Sin embargo, en el plano económico, con una deuda pública del 150%, para las economías domésticas ha sido letal. Además de los despidos masivos que han tenido lugar durante la pandemia de coronavirus.

El caos por la situación se desató en Trípoli, dejando, al menos, un fallecido en las revueltas. Centenares de heridos y comercios saqueados. La Liga Árabe ha dicho que Líbano “se está deslizando hacia lo desconocido”. Advierte del posible deterioro de la situación.

Líbano ha sido testigo, desde hace décadas, de cómo en su territorio se producían invasiones, guerras civiles y magnicidios. En el país hay un absoluto desequilibrio en asuntos culturales, religiosos y políticos. En la actualidad, resalta el partido-milicia Hezbolá, de religión chií.

Su rama militar se encuentra en las listas de las organizaciones terroristas de muchos países de Europa. Se añade que Líbano ha sido fuertemente golpeado por el conflicto sirio, por recibir oleadas de refugiados. Está sumido en una tensión permanente que, en cualquier momento, provocaría el estallido social.

Hasan Diab, primer ministro libanés, ha indicado que los saqueos y los choques están dirigidos por alguien, pero sin señalar a nadie en concreto. Considera que el Gobierno no debe utilizar al Ejército para actuar contra la población, aunque la intención es que las aguas vuelvan a su cauce.

Por ello, se debe abordar la situación de urgencia, con una población pisoteada por la nefasta economía y por la corrupción. La comunidad internacional ha mostrado su disposición para ayudar al país a despejar los fantasmas de la inestabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.