La muerte del último glaciar

La muerte del último glaciar

Mauri Pelto, glaciólogo, durante treinta años ha estado observando los 250 glaciales que se distribuían por todo el mundo. En los últimos tiempos, lo que les caracterizaba a todos era la pérdida de masa de hielo como consecuencia del aumento de las temperaturas. En cambio, el glaciar Taku, situado en Alaska parecía resistir, según ha trasladado Quo.

Taku ha sido considerado hasta ahora uno de los glaciares alpinos más profundos, su lengua de hielo alcanzaba un espesor de 1.480 metros y medio.

Pero ya no es así. La NASA ha recogido unas imágenes en las que señala que Taku ha comenzado a deshacerse en estos últimos cinco años, la primera vez que ocurre desde 1946.

El dramatismo del cambio es más llamativo aún puesto que, desde 1946 a 1988, Taku fue creciendo unos 30 centímetros al año. En cambio, entre 2013 y 2018, ese ritmo de crecimiento se detuvo y, en agosto de 2018, comenzó a retroceder. El mes de Julio de aquel año, había sido el más caluroso, desde que existen registros, en la región de Juneau en Alaska. Tal como ha explicado Pelto, la normal evolución de un glaciar es estar estancado durante décadas antes de retroceder. El hecho de que el retroceso haya tenido lugar en tan poco tiempo pronostica que la mano del cambio climático está detrás de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.