La dirección de Podemos en Murcia se pasa en bloque a Errejón

La cúpula de Podemos en Murcia ha pasado a integrarse en Más País, la nueva formación de Íñigo Errejón. Así, Óscar Urralburu, María Giménez Casalduero, su número dos, y otros miembros de la dirección del partido morado en la región han abandonado sus cargos.

Se trata de las primeras deserciones en el grupo confederal cuando apenas han pasado tres días desde que el cofundador de Podemos anunciara su salto-vuelta a la política nacional.

Lo cierto es que podía esperarse algo así puesto que Urralburu fue junto a Errejón en Vistalegre II en su lucha interna con Pablo Iglesias. De hecho, fue muy crítico con la gestión de éste. Se temía que Murcia, territorio errejonista, diera el paso que ahora se ha concretado.

Ahora, Podemos tendrá que instaurar una gestora en la región, como ya sucede en Madrid, Cantabria, La Rioja y Castilla-La Mancha. Es otra muestra de la debilidad estructural y orgánica de la formación morada.

El líder murciano y Giménez lo dejan todo, el partido y sus escaños en la Asamblea de Murcia. En la mañana de este viernes, Urralburu envió una carta a la dirección estatal de Podemos comunicando su dimisión. Según la misiva, la razón de ésta se debe al rechazo de Iglesias a la oferta de coalición hecha por el PSOE en julio.

Razonaba que Iglesias no ha sabido ver la importancia que tenía para una fuerza como Unidas Podemos estar en el Gobierno, esa oportunidad histórica de gobernar con una vicepresidencia y tres ministerios. No es una broma, es un punto de inflexión. Un error. Podemos vino a gobernar y hemos rechazado una oferta de Gobierno”.

Aún no se conoce si el ya ex líder de Podemos en Murcia encabezará la lista en la circunscripción de Más País. Todo indica que así será puesto que ya se ha anunciado que habrá Más Murcia.

Según han contado fuentes parlamentarias murcianas, esta decisión venía tejiéndose desde hace días, a pesar de que había prometido “trabajar de manera leal a la organización”. En cambio, nunca ocultó que Errejón “ha sido un compañero de partido al que tengo mucho aprecio intelectual, personal y político”. Y siempre mostró su convicción de que “hay que es de la mano” de él frente a “cualquier posibilidad de cambio político en este país”.

“Nos resultaba imposible abordar una campaña a favor de Iglesias y en contra de Errejón. Que tuviera que renunciar a mis principios por mantener el escaño. Lo más responsable es dar un paso atrás y mantener la fidelidad a mis principios. Tengo la oportunidad de trabajar con el proyecto que significa Errejón. Es un compañero de batalla, un referente político, una de las mejores cabezas intelectuales”, señaló.

A eso añadía que “el Podemos que quisimos construir no existe. Es un proyecto que ha cambiado de rumbo. No hay espacio para cumplir los objetivos que nos planteamos, ni siquiera a nivel autonómico”.

También criticaba la deriva que había tomado la formación dirigida por Iglesias, al que señala como responsable. “Es un proyecto que ha derivado en otra cosa, en un partido convertido en la clásica izquierda, instalado en una deriva personal incapaz de negociar los acuerdos necesarios que necesita este país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.