El ex ministro Jorge Fernández Díaz niega los mensajes que claramente le incriminan

El ex ministro Jorge Fernández Díaz niega los mensajes que claramente le incriminan

Los mensajes que incriminan a Jorge Fernández Díaz en el caso Kitchen no son veraces ni estaban en el teléfono móvil del ex ministro del Interior. Es lo que el propio investigado por la Audiencia Nacional ha declarado en la mañana de ayer.

La Fiscalía, ante esa afirmación, ha pedido poder analizar el terminal del ex ministro. Trata de esclarecer si los mensajes de Francisco Martínez, ex secretario de Estado de Seguridad, se encontraban en el teléfono de Jorge Fernández Díaz.

El ex ministro se negó a ello alegando que ha cambiado de terminal, al menos, dos veces desde los hechos que se trata de esclarecer. Además, declaró que lo comprobó, a lo que añadió que el estilo de los mensajes no es el suyo. “Un ministro no escribe así”, dijo.

Hacía referencia a que en algún mensaje se sustituye “que” por “k”. Las acusaciones particulares apoyan esa diligencia del ministerio fiscal con el fin de comprobar si el estilo corresponde o no al del ex ministro.

Ante la negativa, Ignacio Stampa, fiscal de Anticorrupción, solicitó al juez que le fuera incautado el terminal. El abogado del ex titular de Interior señaló que, finalmente, accedieron a la petición y pusieron a disposición del juez instructor el teléfono móvil.

Jorge Fernández Díaz niega que enviara esos mensajes aportados por Martínez a la Policía, no sin antes protocolizarlos ante un notario. Pese a ello, el instructor, Manuel García Castellón, observa indicios de delito en la actuación del ex ministro.

Entiende que el espionaje a Luis Bárcenas fue dirigido políticamente desde el departamento que dirigía entonces Fernández Díaz. Toda una trama que investiga la Audiencia Nacional cuyo objetivo final era sustraer al ex tesorero del PP documentos que comprometían a la formación conservadora.

El ex titular de interior se limitó a responder a las preguntas del juez y de su defensa. Afirmó que siempre entendió que lo que se investigaba era un rastro de dinero oculto de Bárcenas. No, así, documentación comprometedora del PP. Además, desvinculó de aquella operación tanto a Mariano Rajoy como a María Dolores de Cospedal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.