Javier Fernández dice adiós sin amargura y con mensajes a sus sucesores

©Federación Socialista Asturiana -www.flickr.com

El presidente de Asturias, Javier Fernández, pronunció el jueves pasado, durante la apertura del 32º congreso de la Federación Socialista Asturiana, el que es su último discurso político en el PSOE. Y se despide “con congoja, pero sin amargura”.

Tuvo que liderar un PSOE roto, lo que le ha marcado tras este año, dejando un mensaje a sus sucesores: “Si tuviera que dar un consejo, diría que aunque vayas muy sobrado por la vida, cuando navegas por los mares de la política tienes que saber que siempre hay un iceberg que está ahí, silencioso, esperándote en alguna parte”.

También quiso explicar las actuaciones del período de liderazgo del partido durante la reciente crisis del PSOE y afirma que en la política “no se elige nunca entre el bien y el mal, sino entre lo preferible y lo detestable”. Añade que el eje fundamental de la política sigue siendo izquierda y derecha, “pero no se puede ser de izquierdas o de derechas igual que se era católico o protestante en las guerras de religión del siglo XVI”. Respecto a las expectativas, afirma que “tenemos que tener cuidado con que las esperanzas que demos hoy no se conviertan en las decepciones del futuro”.

Renunció a presentarse a la reelección como secretario general de los socialistas asturianos, cediendo su cargo al candidato afín a Pedro Sánchez, Adrián Barbón, que ganó las primarias del PSOE asturiano con más del 60% de los sufragios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *