Pablo Iglesias sale a la desesperada ante la desaparición de Podemos también en Madrid

Pablo Iglesias sale a la desesperada ante la desaparición de Podemos también en Madrid

El riesgo cierto de que Podemos desaparezca también en la Comunidad de Madrid ha llevado a Pablo Iglesias, líder de la formación morada, a un intento desesperado para seguir teniendo presencia en la Asamblea de Vallecas.

También es cierto que la izquierda tiene que movilizarse para evitar un gobierno de Isabel Díaz Ayuso con Rocío Monasterio. De ahí que el todavía vicepresidente segundo del Ejecutivo central se haya postulado para encabezar la candidatura de Unidas Podemos en Madrid.

Según todas las encuestas, la cosa no pinta bien para los morados. Corre el riesgo de que suceda como en Galicia. Y hay otros precedentes, como el hundimiento en el País Vasco.

Y es que a Iglesias se le acumuan los problemas. En Andalucía hay peligro de que la fractura interna acabe como en el parlamento madrileño. Sólo se salva en Cataluña donde En Comú Podem logró conservar el mismo número de diputados con los que contaba.

Volviendo Madrid, el daño sufrido tras la ruptura con Íñigo Errejón y el nacimiento de Más Madrid precipitó la caída de Unidas Podemos. Iglesias necesita recuperar Madrid.

La situación de Isa Serra hacía peligrar la obtención de un buen resultado. Como decimos, los sondeos apuntan a que la formación morada quede por debajo del 5% necesario para obtener representación parlamentaria.

En algunas encuestas conseguiría un 4,9% y en otras se repite el resultado que hasta ahora, alrededor del 5,2%. Si logra ese porcentaje, Iglesias encabezaría un grupo de siete diputados. Pero con eso no se conforma.

La cronología de los hechos viene de lejos. Hacía meses que barruntaba ir cediendo poder interno y preparar su relevo. La fallida moción de censura en Murcia y la convocatoria electoral en Madrid han precipitado todo.

Creyó encontrar una solución ofreciendo la candidatura a Alberto Garzón, coordinador de Izquierda Unida. Sin embargo, el ministro de Consumo descartó esa opción.

Así las cosas, Iglesias tuvo que dar un paso al frente y ceder el liderazgo del partido que creó hace siete años a Yolanda Díaz. Con su candidatura, el todavía vicepresidente segundo confía en obtener buenos resultados y cimentar una posibilidad de futuro en la región.

De momento, no deja la vicepresidencia segunda porque, dice, le quedan pendientes varios asuntos importantes. El que más, sacar adelante la ley de vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.