Iceta se desdice del derecho a decidir

Iceta se desdice del derecho a decidir

En su intervención por primera vez en una sesión de control al Gobierno, Miquel Iceta, ministro de Política Territorial y Función Pública, ha admitido que erró al apoyar el derecho a decidir.

De ese modo, quedaba claro que coincide plenamente con el propio Pedro Sánchez. El presidente ha sido contundente en que los socialistas no estarán “en el derecho a decidir”, aunque entonces se refería al País Vasco.

Aseguró, además, que continuará yendo a manifestaciones contra la secesión de Cataluña, aunque a ellas acuda gente que poco tiene que ver con él.

Respondía a una interpelación urgente de Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso, acerca de los planes del Ejecutivo respecto al conflicto catalán.

El republicano sacó a colación unas declaraciones del ministro en 2012. En ellas, Iceta manifestó que los referendos de independencia se pueden hacer y que, aunque el PSOE no los quiera en Cataluña, el PSC sí.

Iceta admite que recibió una llamada de Alfredo Pérez Rubalcaba que les hizo caer en la cuenta de que el derecho a decidir sólo era una estrategia para la independencia.

Por su lado, Rufián también ha reprochado al ministro que acuda a manifestaciones contra la secesión junto a representantes, por ejemplo de Vox.

En ese sentido, el ministro reconoció que “es verdad que hay gente que va a las manifestaciones que tiene poco que ver conmigo”.

Otra pregunta le cuestionaba acerca de si el objetivo del Ministerio es llevar el Senado a Barcelona. A eso, bromeando, Iceta respondió que “no. El que quería ir al Senado fui yo”. Con todo, trasladó que está a favor de la descentralización de las instituciones y que el PSOE, también.

Dicho esto, respondió a la referencia hecha sobre Carolina Darias, ahora ministra de Sanidad, a la que Rufián tacha de tener “poca cintura política” con el conflicto catalán.

A ese respecto, Iceta ha apuntado que en sus planes está la agenda para el reencuentro que Sánchez llevó a una reunión con el Govern. “Ahí está nuestro plan, nuestra oferta, una posibilidad. Pero déjeme que le diga que para que el diálogo sea fructífero se necesita que las dos partes lo quieran y lo demuestren con actos y con hechos”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.