Hoy, elecciones decisivas en Galicia y en el País Vasco

Después de semanas de gran tensión en el país debido a los rebrotes de coronavirus, ha llegado el momento de que se abran las urnas en el País Vasco y Galicia. Entre los partidos políticos existe el miedo de que la abstención se dispare, por el miedo al contagio. En algunas zonas, como la comarca gallega de A Mariña y en la localidad vasca de Ordizia, las autoridades han llegado a plantearse suspender las elecciones. Debido a las restricciones sanitarias, la Junta Electoral ha avalado la decisión de que en esas dos zonas, los infectados de Covid-19 no podrán votar.
Debido a la pandemia y a los rebrotes de las últimas semanas, los Gobiernos de País Vasco y Galicia, decidieron prohibir el voto a más de 450 contagiados de coronavirus. Ambos se remiten a la resolución de la Junta Electoral Central, en cuyo dictamen recoge: “unas condiciones adecuadas de circulación para poder acudir a votar, con la salvedad de segmentos reducidos de población por motivos sanitarios suficientemente justificados”, en alusión a los enfermos de coronavirus.
Independientemente del marco en el que desarrollan estas elecciones autonómicas, marcadas por medidas sanitarias extremas, cada uno de los candidatos se enfrenta a una situación distinta. La predicción que han dibujado las encuestas indican un escenario donde, por una parte Feijóo todo pronostica que repetirá otra mayoría absoluta; Urkullu, por su parte, intentará lograr una mayoría más fuerte para poder gobernar en solitario.
Una vez fracasadas las propuestas del líder de Podemos, Pablo Iglesias, de apostar por gobiernos de coalición progresistas, tanto el candidato a lehendakari, Urkullu, como el candidato a la Xunta, Feijóo, saben que en el día de hoy las cartas están sobre la mesa. Se espera que hoy, día de votación, transcurra con normalidad, sin olvidar la situación extraordinaria creada por la pandemia de Covid-19, que obliga a extremar las medidas sanitarias.
Hoy, día decisivo para País Vasco y Galicia, elecciones que marcarán el ritmo a seguir durante los próximos cuatro años en las dos regiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.