Urkullu: en busca de un gobierno fuerte

Iñigo Urkullu, lehendakari actual, parte con todas las encuestas a favor para la jornada electoral de hoy. Su llamamiento durante la campaña ha sido a “participar el domingo para reforzar el modelo del PNV”. Un modelo que calificó la pandemia de Covid-19 como “crisis grave y compleja, sanitaria, económica, sanitaria y emocional”. Algo que le ha fortalecido como líder. A la espera de si podrá gobernar en solitario o necesitará apoyos para hacerlo ha manifestado: “Euskadi necesita un Gobierno fuerte y estable”, para “salir de la crisis más fortalecidos. Hemos sufrido tres meses, sufriremos tres años”.
En este escenario, ha tomado protagonismo la localidad vasca de Ordizia. El Gobierno vasco ha vetado a los contagiados de coronavirus de esta localidad de Guipúzcoa, por lo que no podrán votar en el día de hoy. Esta circunstancia ha sido utilizada por la izquierda abertzale como arma arrojadiza contra el Ejecutivo vasco.
Por su parte, Arnaldo Otegi, coordinador de Eh Bildu, ha acusado al Gobierno, durante la campaña, de dejadez de funciones en asuntos como la crisis del Covid-19. “Culpan del rebrote de Ordizia a la gente y de la tragedia del vertedero de Zaldibar, a la empresa. Queremos un gobierno responsable”. Otegi calificó a la coalición de gobierno entre PNV y PSE de «ni-ni-: ni es aberzale (nacionalista) ni es socialista. Es la pura renuncia».
Maddalen Iriarte, candidata de la izquierda aberzale, durante la campaña, realizó un llamamiento a “todos los ciudadanos para que muestren su indignación contra aquellos que han antepuesto sus intereses particulares, que pasan por celebrar las elecciones”. Añadiendo a ello, y en referencia a Ordizia, se cuestionó “cómo el Gobierno vasco va a garantizar el derecho a la participación de todos los vascos”.
Independientemente de que la localidad de Ordizia se haya convertido en el centro de la campaña, las aspiraciones de Urkullu van más allá. El actual lehendakari, del PNV, no busca solo revalidar la victoria sino alcanzar una mayoría suficiente que le permita gobernar en solitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.