¿Han pactado PSOE y VOX la moción de censura?

¿Han pactado PSOE y VOX la moción de censura?

Así le preguntaba un diputado socialista a otro anteayer: “¿Hemos pactado con VOX la moción de censura?” Evidentemente es probable que el parlamentario tirara de ironía. Pero lo que fue el miércoles evidente era la satisfacción del Grupo Parlamentario Socialista por poder debatir frente al fascismo las profundas diferencias con la derecha.

La última intervención ayer de Pedro Sánchez así lo dejó entrever. No pudo por menos que reírse de la iniciativa de Abascal que recae directamente como una patada sobre el trasero de Pablo Casado. Era irresistible decir que así era y así lo dijo desde la tribuna de oradores en la última parte de su discurso final.

La moción de censura de Santiago Abascal es, probablemente, la mayor torpeza política de la historia parlamentaria española desde que Alfonso IX estableciera en León las primeras Cortes parlamentarias de la historia de la Humanidad.

El PSOE tendrá por fin ocasión de enfrentarse a la derecha y explicar clara y contundentemente las diferencias entre una gestión de izquierdas y la secular dejadez de la derecha en relación a cualquier problema. Una ocasión de oro brindada al presidente del Gobierno para poder explicarse. Y poder compararse con la ultraderecha que gobierna, o apoya Ejecutivos, en diversas comunidades autónomas y no pocos ayuntamientos.

Nada moviliza más a la izquierda que compararse con los radicales de la derecha española. Una dialéctica lícita y enriquecedora, sustentada en el antagonismo histórico que viene produciéndose probablemente desde que Stendhal escribiera Le rouge et le noir. Las encuestas, tras la moción, confesarán una movilización brutal de sus votantes frente al fascismo.

VOX también se beneficia de la moción de censura

Por contra, VOX también se verá beneficiado. Frena la sangría de votos que se manifestó en la catástrofe que sufrieron electoralmente en Galicia y el País Vasco, así como la brutal caída demoscópica que protagonizan durante los últimos meses.

Beneficiado VOX, la división de la derecha es patente y patética. Seguirán perdiendo escaños decisivos en provincias pequeñas y serán a su vez castigados por la ley d’Hon’t, recluyéndolos a hacer oposición durante mucho tiempo.

No pudieron los diputados socialistas, incluido el presidente del Gobierno, dejar de reconocer que la legislatura será muy larga. Beneficiado VOX, entonces, la división de la derecha es patente y patética.

La moción de censura, además, convierte al jefe de la oposición, Pablo Casado, en un mero espectador incapaz de tomar ninguna posición. Queda en un clarísimo fuera de juego que, inequívocamente, le hace pasar a segundo plano.

El relato de los hechos es como sigue, para quien todavía no lo conozca. Ayer, en el Pleno del Congreso, Santiago Abascal anunció que, en setiembre, presentará una moción de censura contra Pedro Sánchez. Hasta ahí, todo bien dentro del juego parlamentario.

Una moción imposible

La cuestión es que con 52 diputados resulta harto difícil que salga adelante una iniciativa así. Paradójicamente, la única moción de censura que ha salido adelante en la historia de la democracia española es la del propio Sánchez con 80 escaños. Le valió todo tipo de críticas por parte de la derecha.

Abascal necesitará, por tanto, sumar votos a su favor. Lo lógico es que Vox pierda la moción. Los tres partidos de derecha suman 151 diputados. Ante ese escenario, necesitarían a los grupos más pequeños de la Cámara Baja. Paradójicamente, también a los independentistas y nacionalistas, algo que ni se plantea.

En el fondo, el plan del líder de extrema derecha es convertirse, con este movimiento, el líder de la oposición y adelantarse a Pablo Casado. Y éste lo sabe. De hecho, ya ha adelantado de que no votarán a favor.

En palabras de Teodoro García Egea, secretario general de los populares, “el PP estará siempre en lo importante: salvar vidas y empleos. No cuenten con nosotros para maniobras de distracción que refuercen al PSOE”. A ello se une que, tras los resultados de las elecciones gallegas y vascas, el cambio de estrategia del PP pasar por “moverse hacia el centro”.

En definitiva, una maniobra, la de Abascal, sin el menor viso de triunfo. Como muestra, la réplica del propio Sánchez al invitar al líder ultraderechista a presentar la moción ya. “¿Por qué esperar al mes de septiembre?”, preguntó el presidente. Entre risas: “¿Qué pasa Señor Abascal? ¿Que se va de vacaciones?”.

¿Le ha interesado esta información sobre la moción de censura de VOX?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

1 thought on “¿Han pactado PSOE y VOX la moción de censura?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *