Guindos, contracorriente: los tipos de interés bajos han beneficiado a la banca

Guindos contracorriente: los tipos de interés bajos han beneficiado a la banca

El impacto de los bajos tipos de interés ha sido positivo para la rentabilidad de la banca europea, ha sostenido Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo, BCE, durante su intervención en el seminario Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía que organizó la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Asociación de Periodistas de Información Económica.

“Los bajos tipos de interés, nosotros [el BCE] creemos que no es una causa de la baja rentabilidad de la banca por una razón importante: los tipos bajos han generado una situación de recuperación económica que ha permitido la reducción de los préstamos dudosos, además de un incremento de la demanda de crédito”, defendió.

El que fuera ministro de Economía con el Gobierno de Mariano Rajoy ha sostenido que la política monetaria busca “la estabilidad de precios, no la rentabilidad de los bancos”. “Nosotros establecemos nuestra política monetaria en función de la evolución de la inflación y creemos que la política monetaria implementada por el BCE en los últimos años está detrás de la recuperación económica, que es positiva para los bancos de forma más intensa que el impacto negativo de los bajos tipos”, añadió.

Así, De Guindos señaló que gracias a la recuperación económica se han reducido los niveles de provisión, lo que mejora los márgenes bancarios: “Por tanto, los tipos bajos, a pesar de tener un impacto, en una visión global han tenido un impacto positivo”, afirmó. Así, la rentabilidad de la banca es el mayor riesgo para el sistema financiero europeo en un escenario en el que la rentabilidad del capital tiene una media de alrededor del 6%, mientras que los inversores reclaman rentabilidades de alrededor de entre el 8% y el 10%, apuntó.

Admitió que “esto implica un descuento con respecto al valor en libros de los bancos y se ve que el descuento de la banca europea respecto al valor en libros está en el 50%. Si esto lo comparamos con la situación en Estados Unidos, se ve que el país norteamericano está claramente por encima”.

En opinión del vicepresidente del BCE, este impacto implica que ir a los mercados de capital representa diluciones importantes para los accionistas de la banca y que resulte complejo generar capital de forma interna. Sostiene que las causas de la baja rentabilidad son estructurales atendiendo a que “los costes de la banca europea, de media, son el 66% los ingresos”.

Así, las entidades bancarias tienen que actuar sobre los costes en términos de reducción de exceso de capacidad, a la vez que eliminando de manera rápida los créditos dudosos y aumentando su eficiencia, de forma que mejore la relación entre costes e ingresos. A la eficiencia también se refirió a la hora de valorar el impacto en el negocio bancario europeo de nuevos competidores digitales como son las fintech y las bigtech. “Ahí hay otro elemento adicional por el cual es importantísimo que la banca europea mejore su eficiencia y su rentabilidad”, remarcó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *