Guerra de precios entre las grandes empresas de telefonía

Guerra de precios entre las grandes empresas de telefonía

Nuevo récord de portabilidades.
Crece la competencia entre las operadoras de telefonía y la guerra de precios está servida, tarifas cada vez más bajas para los consumidores. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC, a cada minuto, 14 personas cambian de compañía de teléfono móvil en España. Así, más de 3 millones de personas cambiaron de proveedor entre enero y mayo, lo que representa un crecimiento de más del 25% en comparación con el mismo periodo de 2017.
Más de 630.000 usuarios cambiaron de operadora tan solo en el mes de mayo. La razón mayoritaria, el 58% de los que hicieron una portabilidad, de ese cambio es la búsqueda de una tarifa más baja de móvil con el fin de reducir los costes. La principal compañía beneficiada de este factor es Másmóvil, que ha recibido en los cinco primeros meses del año más de 330.000 nuevos usuarios y ya cuenta con 5,5 millones. Las tres grandes operadoras, Telefónica, Orange y Vodafone, han perdido en ese mismo periodo más de 470.000 clientes de líneas móviles.

Segundas marcas
Estos factores han llevado a que éstas hayan fomentado sus segundas marcas. Telefónica ya contaba con Tuenti y a primeros de verano lanzó O2, con origen británico, mientras que Orange tiene Jazztel y Amena, y Vodafone, Lowi y ONO.
Además, casi un millón de familias han cambiado de compañía en telefonía fija, lo que supone también un récord y un aumento del 20%. El teléfono fijo, en claro retroceso, suele llevar vinculada una contratación de telecomunicaciones, algo en lo que se están concentrando las tres grandes operadoras. Así, mientras que las segundas marcas y Másmóvil se centran en capturar el mayor volumen posible de clientes con tarifas bajas, llegando incluso a ofertar datos ilimitados, las primeras enseñas lo hacen en conseguir clientes con paquetes de servicios, que aportan mayores ingresos por contrato.

Televisión de pago
En este sentido, Telefónica apuesta por Fusión, Orange por Love, y Vodafone por One. Aunque no hay datos de paquetes contratados en lo que va de año, 2017 se cerró con casi 14 millones de clientes de este tipo. Estas estrategias ha sido criticadas en varias ocasiones por la CNMC, pero la televisión de pago sigue cobrando preeminencia y el contenido ofertado se convierte en pieza clave. de ahí la guerra que se ha vivido por los derechos televisivos del fútbol en los últimos meses.
Telefónica se hizo con ellos y revendió parte a Orange, convirtiéndose en las dos únicas plataformas que ofrecen este deporte en los próximos años. El objetivo, quitar clientes a Vodafone, que decidió no entrar en la guerra por el fútbol. Así, telefónica ofrecerá gratis hasta diciembre el paquete de fútbol a sus clientes de televisión de pago, algo que ha denunciado Vodafone ante la CNMC por considerar que se aprovecha de su posición de dominio. El organismo regulador aún no se ha pronunciado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.