Grecia reacciona ahora ante los incendios que devastaron los campamentos de refugiados de Lesbos

Grecia reacciona ahora ante los incendios que devastaron los campamentos de refugiados de Lesbos

Las autoridades griegas han iniciado, este domingo, el traslado de parte de las 12.000 personas migrantes que, tras el incendio de Lesbos, quedaron sin protección.

Los inmigrantes están siendo ubicados en un campamento temporal, en la isla griega, en unas instalaciones militares con capacidad para 3.000 personas. El resto tendrá que esperar a unas nuevas instalaciones, según recoge el diario griego Kathimerini.

En estas primeras 24 horas, ya se han trasladado 200 migrantes. Todos ellos tendrán que pasar una PCR para detectar posibles casos de coronavirus. Los positivos tendrán que ser aislados.

Notis Mitarakis, ministro de Migración heleno, ha informado que ya ha habido un total de siete casos positivos. Dos de ellos, incluidos en un grupo de 35 que ya habían dado positivo antes del incendio de Lesbos. Se trasladó a todas estas personas a una parte aislada del nuevo campo, donde deben permanecer en cuarentena.

La nueva instalación está situada a unos dos kilómetros de la capital de Lesbos, en un viejo campo de tiro del ejército. Se ubica cerca del pequeño campo de Kara Tepé, erigido a comienzo de la crisis migratoria en 2015.

Mitarakis ha señalado que espera que las 12.000 personas que se quedaron sin techo en los incendios que arrasaron Moria puedan establecerse en el nuevo recinto.

Manifestaciones de migrantes en Lesbos

En los últimos días ha habido varias manifestaciones de refugiados, disueltas con gases lacrimógenos, que pedían “libertad”, “salir del infierno” y poder abandonar la isla, ante la perspectiva de volver a entrar en un nuevo asentamiento.

Según medios locales, han llegado al puerto de Lesbos cinco nuevos escuadrones de antidisturbios y más camiones de la policía, así como varios vehículos blindados.

Varios países de la UE han accedido a recoger a 400 menores no acompañados tras el incendio. La Generalitat y los ayuntamientos de Barcelona y Valencia se han ofrecido a acoger refugiados del campamento de Moria.

UNICEF ha recordado que necesitan “urgentemente” refugio, protección y acceso a servicios básicos. Además, ha pedido a más países que acojan a menores en mayor número.

Mientras la mayoría de los refugiados continúan a la intemperie acampados en las carreteras que rodean la vieja instalación, el sábado por la tarde llegó a Lesbos una barca con 21 personas de diversas nacionalidades.

Se trata del segundo bote que llega en lo que va de mes. Todos fueron trasladados a una zona en el norte de la isla reservada para la cuarentena de los recién llegados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.