Feijóo: jaque a Casado por el liderazgo del PP

Feijóo: jaque a Casado por el liderazgo del PP

Visita de Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, a Madrid pocos días después del anuncio de Pablo Casado, líder del PP, de que el partido cambiará de sede.

No es que el dirigente gallego viniera expresamente a ver al máximo responsable popular. Venía para reunirse con Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y vicepresidente cuarta del Gobierno.

Sin embargo, aprovechó para verse con Casado en el marco de la normalidad en las visitas a Madrid del presidente gallego. Coincide este encuentro con las críticas vertidas por Feijóo a colación del anuncio del cambio de sede del partido. “Del pasado no se reniega, se aprende”, dijo.

Fuentes próximas a Casado y el PP gallego han mantenido hermetismo respecto al contenido de la reunión. En cambio, en el fondo se deja ver la disconformidad del presidente de la Xunta con las decisiones de la Ejecutiva Nacional. Asimismo, el golpe recibido por el desastre electoral en Cataluña.

Durante el Comité Ejecutivo Nacional del pasado martes, Feijóo no tomó la palabra. En la reunión sólo hablaron Isabel Díaz Ayuso, la presidente de la Comunidad de Madrid, y José Antonio Monago, líder del PP de Extremadura.

A pesar de su silencio el martes, un día después el presidente gallego sí respondió a preguntas de los periodistas en varios actos. Cuestionado por el cambio de sede, sostuvo que es una cuestión de “carácter interno” e “intendencia”. El PP “lo que necesita es ganar”, agregó.

Patente quedó, asimismo, su disconformidad con algunas decisiones tomadas en Génova cuando el jueves, en una entrevista en RTVE, deslizó alguna opinión más.

Señaló que “no parece razonable” dejar la sede de “una empresa, organización o partido político” por tener “problemas con algunas personas o dirigentes”.

En ese sentido, manifestó que “es un asunto interno y se debate internamente. La opinión la daré dentro del partido”, destacó.

Ayer mismo, en una entrevista en la Cope, apuntó que la “responsabilidad” del presidente popular como líder nacional es “consolidar” al partido como “alternativa al socialismo, al populismo y al independentismo”.

A su vez, reconoció que resulta “cansino” seguir respondiendo a preguntas acerca de la Gürtel o Luis Bárcenas. Tras ello, afirmó que del pasado “no se reniega, se aprende”.

Para terminar, Feijóo subrayó que “no nos escondemos ni nos empezamos a decir cosas o a titubear en relación con asuntos escabrosos de nuestra historia”.

A su vez, deslizó otro mensaje. Recordó que todos esos casos de corrupción ya vieron la luz en 2009, cuando él se presentó por primera vez a unas elecciones en Galicia. Las ganó con una mayoría absoluta ajustadísima: 38 frente a 37 de la oposición. A partir de ahí ha repetido tres veces, aumentando su mayoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.