Euskobarómetro: solo una cuarta parte de los vascos quiere ampliar el Estatuto

Euskobarómetro: solo una cuarta parte de los vascos quiere ampliar el Estatuto

Una mayoría se conforma con el actual.
Solo el 28% de los ciudadanos vascos querrían reformar el Estatuto para ampliar su autogobierno, mientras que el 20% no quiere cambios en el actual y un 36% se conformaría con que se completen las transferencias. Asimismo, el 9% opta por la “ruptura soberanista”. Estos son los datos revelados por el ultimo Euskobarómetro que se presentó ayer en Bilbao, elaborado por el equipo del Departamento de Ciencia Política de la UPV/EHU.
Así, el 42% de los encuestados está parcialmente satisfecho y el 39% totalmente satisfecho con el Estatuto de Gernika. Un 13% se declara insatisfecho. Asimismo, los datos revelan que un 20% prefiere dejar el actual estatus de autogobierno como está, lo que supone un descenso de 7 puntos respecto al Euskobarómetro de octubre. A su vez, un 36% se conforma con que se completen las transferencias, lo que representa un aumento de 11 puntos, el 28% prefieren reformarlo y ampliar el autogobierno, una opción que sube 1 punto, y un 9% optan por la “posición de ruptura soberanista”, que baja 7 puntos.
Si se celebraba hoy el referéndum por el que se aprobó el Estatuto de Gernika, el 51% de los vascos votaría a favor. Esto significa una recuperación de 21 puntos en los últimos cuatro años, pero dos por debajo del que se alcanzó en 1979. En cambio, subiría el voto en contra, hasta alcanzar el 8%, un retroceso interanual de 12 puntos, pero cinco puntos por encima del porcentaje de 1979.
Este sondeo revela la “división crónica” de la sociedad vasca entre nacionalistas, el 45% de los preguntados, que retrocede tres puntos en los últimos seis meses, y los no nacionalistas, el 51%, que crece en igual cantidad durante este periodo. Así, también en el último semestre, aumenta en 7 puntos el porcentaje de aquellos que sostienen que las identidades vasca y española son compatibles, hasta situarse en el 65%, mientras que cae al 3% el “españolismo extremo” y, también, en 7 puntos, hasta el 28%, el “exclusivismo vasquista”.
Así las cosas, la fórmula de Comunidades Autónomas como organización territorial del Estado es la preferida por el 37% de los encuestados, un punto por encima del Euskobarómetro de octubre, y preferirían un Estado federal el 29%, una opción que cae 3 puntos, mientras que la independencia es la opción del 23%, que también cae un 1%, y sube el centralismo 1 punto, hasta situarse en el 5%.
De celebrarse un referéndum de independencia, el 37% votaría en contra, 10 puntos menos que hace 6 meses, a favor votaría el 32%, opción que sube dos puntos, se abstendría el 20% y un 11% no tiene preferencia alguna. En una hipotética Euskadi independiente, el 22% de los preguntados cree que se viviría mejor, mientras que un 32% expresan que vivirían peor y un 23% mantienen que las cosas no cambiarían.
Francisco José Llera, director del departamento que elabora este sondeo, ha subrayado “el reforzamiento de la moderación y del autogobierno”, así como el “alejamiento respecto al procés catalán, aunque se rechace la aplicación del 155” y que “se mantiene la distancia en relación a cómo se ha gestionado esta cuestión en Cataluña”. “Hace seis meses, cuando teníamos el impacto directo del procés catalán, el no a un referéndum de independencia en Euskadi era del 47% y el sí del 32%, ahora ha bajado la tensión y él no se desmovilizan 10 puntos y el si se mantiene prácticamente igual, 2 puntos más”. En el informe se matiza que el 28% a favor de la independencia se vería reducido si esto supusiera una salida de la Unión Europea y se perdieran posiciones en el mercado español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.