“Europa rompe su ‘techo de cristal’ eligiendo a dos mujeres conservadoras para controlar sus instituciones”, por Francisco Villanueva Navas.

Francisco Villanueva Navas.

Francisco Villanueva Navas · @FranciscoVill87. Economista y periodista financiero.
Europa ha roto su techo de cristal, y como si nadie lo hubiese preparado, sus altos cargos serán para dos mujeres muy prestigiosas en sus áreas de responsabilidad y ambas conservadoras… parece paradójico, pero es una lección de moderación para ideologías extremas.

Los dos puestos más importantes de la Unión Europea estarán a cargo de dos mujeres tras el complejísimo acuerdo al que llegaron en Bruselas los dirigentes del bloque europeo de los 28 países de la unión. La alemana Ursula Von Der Leyen y la francesa Christine Lagarde guiarán a Europa los próximos cinco y ocho años respectivamente.

El proceso de elección es la cuadratura del círculo. Veintiocho gobiernos deben elegir a seis personas teniendo en cuenta una distribución balanceada que debe sopesar criterios como el reparto por familias políticas y un muy cuidado equilibrio entre países grandes y pequeños, del este y del oeste, del norte y del sur. A eso se añade la perspectiva de género. Todos los elegidos hablan al menos francés e inglés con fluidez.

La conservadora alemana Ursula Von Der Leyen será la nueva cara visible de la UE en sustitución del socialcristiano luxemburgués Jean-Claude Juncker. A sus 60 años, esta madre de siete hijos, nacida y criada en Bruselas de un padre que ya fue alto cargo de la Comisión Europea, fue ministra de Familia y de Defensa de la CDU de Merkel.

Von Der Leyen, médica de formación, es una cristiana practicante y muy devota qué votó a favor del matrimonio homosexual cuando la mayoría de su partido, la CDU, lo hizo en contra, en un gesto que para los que creemos en la Iglesia de Roma es de lealtad a los valores de Jesús de igualdad y de amor. Amplió masivamente las ayudas a las familias y defendió la acogida de refugiados, otro gesto que me cautivó y que los radicales de derecha la criticaron hasta la paranoia.

Von Der Leyen es una convencida europeísta, del ala liberal de los conservadores alemanes, que en ocasiones ha expresado su deseo de que un día el bloque se convierta en unos Estados Unidos de Europa y de que el futuro vea la creación de unas fuerzas armadas europeas… en fin, un reflejo fiel de lo que creo que es el camino de Europa y coincidente al 100% con los que defendemos la UE.

Junto a Von Der Leyen se situará en el otro gran sillón del bloque la francesa Christine Lagarde, a quien los dirigentes colocaron este martes al mando del Banco Central Europeo (BCE), el segundo…,o ya primero, del planeta tras la Reserva Federal estadounidense. Lagarde, actual gobernadora del FMI y antigua ministra francesa de Finanzas, tendrá, esperan los gobiernos, un perfil continuista al de su antecesor, el italiano Mario Draghi.

Su nombramiento es un triunfo del presidente francés Emmanuel Macron y un alivio para los países del sur del bloque, que temían que en el reparto de cargos el BCE acabara en manos del halcón alemán Jens Weidmann. En el debate sobre la deuda griega, Lagarde mantuvo una postura más flexible que muchos gobiernos europeos y que la mayor parte de la dirigencia del BCE. En el FMI consiguió que se empezara a hablar de otros asuntos más allá de los ajustes, como de la desigualdad o de la eficacia de la ayuda al desarrollo. No es una mujer enmarcada en el socialismo democrático pero es una mujer que ha demostrado valía más que suficiente, aunque Lagarde, de 63 años, es el nombramiento más polémico de este paquete porque, contra lo que dicen los tratados europeos, no tiene experiencia en política monetaria. Convencida en la lucha contra la crisis climática, hábil comunicadora, incansable diplomática y buena líder de equipos, fue parte de la gestión europea de la crisis financiera pero la persiguen escándalos de corrupción que nos recuerdan mucho a nuestro alicaído PP, de su misma familia popular.

Un escalón por debajo aparecen dos hombres más fuertes del nuevo poder de Europa, el liberal belga Charles Michel (43 años) y el socialista español Josep Borrell (72 años). Michel, actual primer ministro de Bélgica, sustituirá el 1 de noviembre al polaco Donald Tusk al frente del Consejo Europeo, el órgano que reúne a los dirigentes del bloque. Su labor debe ser más discreta. Es un forjador de consensos que debe atender a todas las sensibilidades políticas y geográficas y mantener la unidad por ser un experto negociador político, en su gobierno mantuvo una compleja coalición entre conservadores, liberales y nacionalistas flamencos.

A Michel le acompañará como jefe de la diplomacia europea el actual canciller español Josep Borrell, que sustituirá a la italiana Federica Mogherini. Borrell es uno de los grandes azotes de los nacionalistas catalanes y ya fue presidente del Parlamento Europeo. Recupera para España el cargo que ya tuvo hace una década Javier Solana, en la España de Felipe González, el presidente más europeísta de cuantos ha tenido nuestro país.

Además de la política exterior, de seguridad y de defensa, Borrell verá ampliadas las competencias del cargo con la ayuda humanitaria. Los analistas esperan que Borrell mire más al Mediterráneo, al conflicto israelí-palestino y a América Latina.

Mientras hace sólo dos días, los grupos parlamentarios adelantaban el nombre del socialdemócrata italiano David Sassoli (63 años) como sucesor de Antonio Tajani en la presidencia del Parlamento Europeo. Con Sassoli, Italia conservaría uno de los tres altos cargos que tenía pero con un hombre ajeno al actual gobierno de derechas.

De los tres principales candidatos electorales en los comicios de mayo, el alemán Manfred Weber parecía descartarse para la presidencia de la Eurocámara. El socialdemócrata holandés Frans Timmermans y la liberal danesa Margrete Vestager serán, respectivamente primer y segunda vicepresidentes de la Comisión Europea.

Bruselas.

Europa marcha, Europa es un ejemplo de política pura, Europa incluye todas las tendencias, Europa elige a los mejores, Europa es plural, libre y diversa. Europa siempre adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *