Estados Unidos acusa a Irán de “actos de guerra”

Estados Unidos acusa a Irán de “actos de guerra”

De cometer “actos de guerra” ha sido acusada Irán por Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, después del ataque a las instalaciones de Aramco, la petrolera estatal saudí. Las autoridades iraníes niegan cualquier vinculación.

Pompeo dijo que “este es un ataque a una escala que no habíamos visto antes”. A pesar de la reivindicación del ataque por parte de los huthis, hizo hincapié en que “no cambia las huellas del ayatolá como responsable de poner en riesgo el suministro energético global”.

Para esa afirmación, se basa en que “esta línea de misiles de crucero no se había visto”. “La comunidad de Inteligencia tiene una alta confianza en que estas no son armas que estarían en posesión de los huthis. Esa es probablemente la pieza de información más importante”, señaló.

Ante esto, aseguró que los huthis mienten cuando reivindican la autoría del ataque, además de recordar que los rebeldes en Yemen “están completamente bajo la bota de los iraníes”. “Siguiendo órdenes de Irán” es cómo los huthis han hecho la reivindicación.

Con todo, Pompeo dijo haber “sido bendecidos por el hecho de que no hayan muerto estadounidenses en este ataque, pero siempre que hay un acto de guerra de esta naturaleza existe el riesgo de que eso pase”.

También el Gobierno de Arabia Saudí cree “innegable” que el responsable último del ataque a las instalaciones es Irán, lo que quedaría demostrado, dice, por los restos de armamento encontrados.

Turki al Malki, portavoz del Ministerio de Defensa saudí, indicó que se emplearon 25 drones y misiles de crucero para el ataque a las dos refinerías. Serían del tipo Delta Wing y de misiles Ya Ali, los que emplea la Guardia Revolucionaria de Irán.

El portavoz cree que el ataque no pudo ser obra de los rebeldes huthis, que tan sólo están “encubriendo” a su principal aliado. “El ataque fue lanzado desde el norte y sin duda estuvo patrocinado por Irán”, aseguró. Argumentó, mientras mostraba los restos, que “las pruebas que hay aquí delante de hacen que sea innegable”.

Entretanto, Irán niega cualquier vinculación con los ataques y acusa a Estados Unidos de tejer una red de mentiras contra Teherán. Hesamedín Ashena, asesor de Presidencia iraní, subrayó que “la rueda de prensa –del portavoz saudí- demuestra que hay que Arabia Saudí no sabe nada sobre dónde se hicieron los misiles y drones y desde donde fueron disparados”.

Añade, en su cuenta de Twitter, que desde Riad “no han explicado por qué el sistema de defensa del país fracasó a la hora de interceptarlos”. Por su lado, los rebeldes huthis insisten en reivindicar la autoría, respondiendo a las operaciones desplegadas en Yemen por la coalición saudí.

Por otra parte, un portavoz de los rebeldes yemeníes destacó el miércoles que Arabia Saudí ha falsificado las pruebas con el fin de ocultar el verdadero daño causado en las refinerías: “La destrucción es mucho mayor que la que han reconocido”, afirmó.

Guerra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *