Espinar se siente «ninguneado» por Iglesias tras negociar éste con Errejón

Espinar se siente "ninguneado" por Iglesias tras negociar éste con Errejón

Llevaba meses con discrepancias con la dirección nacional.
Ayer se materializó la dimisión de Ramón Espinar, hasta ahora secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid y portavoz de la formación morada en el Senado, de sus cargos orgánicos e institucionales después de sentirse “ninguneado” por la dirección nacional, que ha abogado por una solución negociada con Íñigo Errejón, de forma que se evite una lista alternativa en Madrid.

De acuerdo con información ofrecida por varias fuentes a Europa Press, ayer Espinar y miembros de la dirección nacional se reunieron en un encuentro en el que se expusieron los diferentes puntos de vista por la situación suscitada por Errejón, aunque la dirección nacional no confirma este hecho. Tras el encuentro, el ya ex secretario general de Podemos en Madrid comunicó su renuncia en todas sus responsabilidades.

Según señalan esas mismas fuentes, ya había desde hace meses discrepancias: “Pablo Iglesias siempre se hace fotos con la gente más afín y últimamente no hemos visto ninguna con Espinar, y eso dice mucho”, aseguran. De hecho, en los últimos días, Espinar se ha mantenido apartado de los medios de comunicación, aunque ha sido requerido insistentemente. Anteayer no se presentó en la Asamblea de Madrid porque también había pleno en el Senado, donde sí intervino, pero evitó hacer declaraciones a los periodistas.

Al parecer, fue en la Cámara Alta donde comentó a sus compañeros más cercanos que estaba “cada día más apartado”, que “ya estaba cansado de esta situación” y que “se le había acabado la paciencia”. En esa misma mañana publicó en redes sociales a sus grupos de Telegram su decisión de abandonar sus cargos.

A los errejonistas les ha sorprendido la renuncia y coinciden en la idea de la salida de Espinar: todo forma parte de las consecuencias de “un proyecto que se hunde”, en referencia al que lidera Pablo Iglesias, aseguran a Europa Press fuentes cercanas a Errejón.

A la vez que sucedía todo lo contado, se producía una reunión de una decena de secretarios generales de Podemos en Toledo convocada por José García Molina, líder castellano-manchego, partidario de Iglesias. Se trata del primer encuentro que no convoca la dirección nacional y en el que se quería profundizar sobre la situación suscitada y acerca de una posible negociación con Errejón, señala un miembro del partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.