España será la economía desarrollada que más caerá

España será la economía desarrollada que más caerá

La economía desarrollada que más se contraerá en 2020 será la española, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La caída del PIB será del 11,6% y la recuperación será gradual, manteniéndose en niveles anteriores a las crisis hasta finales de 2022.

Se cumple, de este modo, una situación a medio camino entre las dos previsiones que la OCDE proyectó en junio, con dos posibles escenarios. Uno de ellos, sin segunda oleada, preveía una caída del 11,1%. El otro, más duro, con rebrotes, estimando un desplome del PIB del 14,4%.

No obstante, la proyección es más optimista pese al incremento de contagios, pero teniendo en cuenta las nuevas restricciones de movilidad. Así, se solapan los datos del primer trimestre, que fueron buenos, con la fuerte contracción de actividad de los últimos meses.

Solo hay otra economía desarrollada que cae más que la española. El PIB de Argentina se desplomará un 12,9%. El país sudamericano no está entre los 37 miembros de la OCDE, pero sí firmó la implementación de sus directrices, además de otros diez.

El ‘club de los países ricos’ prevé, después de esta fuerte caída, un repunte de un 5% en 2021. España será, con ello, la segunda economía desarrollada en crecer el próximo año, detrás de Francia, que lo hará en un 6%. El cuarto si se tienen en cuenta a los países emergentes, que crecerán hasta un 8%.

De acuerdo con el informe de la OCDE, “las restricciones localizadas para hacer frente a los brotes de COVID-19 y las continuas perturbaciones en los viajes y el turismo serán un lastre para la recuperación hasta que se despliegue ampliamente una vacuna eficaz”.

Así las cosas, el organismo alerta de que la economía española se situará por debajo de los niveles anteriores a la crisis hasta finales de 2022. Entonces, crecerá hasta un 4%.

Por su lado, el Gobierno estima que el desplome del PIB será del 11,2% en 2020. Las proyecciones de la OCDE son más pesimistas, pero mejores que las del Banco de España y el Fondo Monetario Internacional. Calculan que la economía española se contraerá en un 12,6% y un 12,8%, respectivamente.

En opinión del ‘club de los países ricos’ entiende que el Ejecutivo tiene que continuar adaptando sus políticas a cómo evolucione la epidemia. Debe orientar el apoyo fiscal a quienes más sufren la crisis, esto es, empresas y trabajadores.

También recomienda que los ERTEs se acompañen con políticas activas de empleo de forma que los empleados puedan recolocarse en otros sectores.

A su vez, aconseja una mejora de la formación de los trabajadores, con una jornada reducida, con el fin de que sus expectativas mejoren a la hora de buscar un nuevo trabajo en empresas en expansión.

Asimismo, hace hincapié en que “el plan de recuperación nacional se centra especialmente en los objetivos de inversión digital y ecológica”. Estos, señala el informe, “deberían alcanzarse mediante reformas estructurales ambiciosas para impulsar la productividad, crear empleo y mejorar los resultados ambientales”.

Además, recomienda realizar reformas estructurales con el fin de abordar la atomización del mercado interior. Al tiempo, optimizar la estructura de la economía mediante la adopción de tecnologías digitales y suprimiendo obstáculos para el crecimiento de las empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.