Errejón dice que es “francamente optimista”

Errejón dice que es “francamente optimista”

Para Íñigo Errejón, líder de Más País, la “soberbia” de Isabel Díaz Ayuso le costará el cargo en las elecciones en la Comunidad de Madrid. Los votantes están viendo que la presidente regional quiere poner a la “inquisición del siglo XXI” –Vox— en el Gobierno de la región.

Así se ha manifestado en una entrevista con Europa Press en la que se ha mostrado “francamente optimista”. Sus visitas a barrios y municipios, dijo, le permiten “olfatear el ánimo social” y percibe sensaciones positivas en cuanto a “aceptación social y cariño”.

En su opinión, Más Madrid cuenta con la “mejor candidata” para la Comunidad y eso se ve en la subida en los sondeos. Sus iniciativas calan, señaló.

Por ello, van “a por todas” porque Madrid necesita una fuerza “verde, de futuro, progresista” que se preocupe por los problemas reales de las personas.

En ese sentido, Errejón cree necesaria la movilización del electorado del sur de la Comunidad madrileña. Tradicionalmente, apuntó, es la que tiene menos volumen de participación, comparado con los distritos y municipios del norte, que votan al PP.

De ahí que vea “motivos” para cambiar esa tendencia. Los residentes del sur, dijo, son los más afectados por la “dificultades laborales, el fracaso escolar, la pobreza, la desigualdad, la contaminación y los contagios de Covid-19”.

A su juicio, las fuerzas progresistas hacen bien en llamar al voto de “todos los maltratados” por Díaz Ayuso y del “Madrid decente y trabajador”.

Unos votantes que quieren un Gobierno regional que “no se lave las manos ante la crisis sanitaria”.

Así, contrapone la labor de Más Madrid a la jefa del Ejecutivo de Madrid, que, explicó, enfoca la “campaña sobre ella misma”. Lo hace en vez de en medidas para los “muchos madrileños” que lo han pasado mal. Eso, aseguró, tendrá “consecuencias”, por una “falta de respeto” a los ciudadanos.

Además, los planes que según Errejón, tiene de meter a Vox en el Gobierno “saque lo que saque”. Añade el “riesgo” de poner en la Consejería de Educación a quienes consideran “a las personas LGTBi como enfermas”.

Ya ha sucedido en Murcia, indicó, dando esa cartera a “una tránsfuga de Vox que no ha renunciado a sus ideas”. “Poner gente que se parece más bien a una inquisición del siglo XXI al mando de la educación de los niños madrileños es un despropósito para mucha gente que no es progresista”, remarcó.

Así las cosas, se refirió al hecho de convocar unas elecciones un martes y no declararlo festivo y sin clases en los colegios. “Huele demasiado” a poner dificultades para votar “a todas las personas que nunca han sido una prioridad para el PP”. “Cuando se sepa la participación, sabremos lo que ha pasado”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.