El Gobierno cobrará por circular por autovías

El Gobierno cobrará por circular por autovías

La conservación de autovías y autopistas tiene un coste de 1.200 millones de euros anuales y el Gobierno se comprometió con Bruselas a elaborar un plan para financiarlo.

Con ese propósito se está pensando en recuperar la idea de imponer un peaje por el uso de estas vías de alta capacidad. Además, también se destinarían a este fin los ingresos por las concesiones de las áreas de servicio en estas carreteras.

Según la patronal Seopan, el déficit en la conservación de la red estatal se eleva a alrededor de 10.000 millones de euros. De ahí que el Ministerio de Transportes esté planteando esta medida de pago por el uso a medio plazo.

El plan que se enviará a la Comisión Europea señala que “se revisará la financiación de las vías de alta capacidad”. “Se establecerá un sistema de ingresos que garantice los fondos necesarios para la conservación de la red viaria estatal”, reza el documento.

En definitiva, forma parte de la justificación de la entrega en los próximos tres años de ayudas europeas no reembolsables por alrededor de 70.000 millones.

Es la primera vez que, aunque no sea nuevo, se plasma oficialmente en un documento oficial. José Luis Ábalos, ministro de Transportes, venía advirtiendo de la necesidad de encontrar la financiación para conservar autovías y autopistas a medio plazo.

Vendría a sustituir la gratuidad por el pago por uso, como ya sucede con el transporte aéreo y ferroviario.

Circular por autovías sólo será de pago para turistas y viajeros nacionales

Dicho esto, la idea es que sólo paguen turistas extranjeros y viajeros nacionales, mediante un pago muy reducido comparado con los peajes en autopistas.

Por tanto, no tendrían que pagar por el uso de autovías camioneros, autocares y particulares que utilicen las carreteras para ir al trabajo.

Sin embargo, uno de los escollos podría encontrarse en el trato discriminatorio, que podría chocar con las normas de la Unión Europea. Por ahora se trata solo de un proyecto que ni siquiera ha tomado toda su forma.

Tampoco se ha creado la subcomisión parlamentaria al efecto. Ábalos anunció su creación hace dos años, pero hasta la fecha no se ha movido ficha.

El plan señala claramente que “es preciso desarrollar un sistema de pago por uso de la red de vías de alta capacidad que permita cubrir los costes de mantenimiento”.

Asimismo, que se deben “integrar las externalidades negativas del transporte por carretera como sucede en el resto de infraestructuras”. No obstante, no hay mayor detalle.

Por su lado, Seopan respalda el proyecto. De hecho, sugiere un peaje de 0,03 euros por kilómetro para los vehículos ligeros y de 0,14 euros para los pesados.

En cualquiera de los casos, no se aplicará ni en 2021 ni en 2022. Previo a su puesta en marcha, deberá consensuarse con el sector del transporte, tanto empresas de mercancías como las de viajeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.