El CIS publicará un sondeo sobre las elecciones de Madrid en plena campaña

El CIS publicará un sondeo sobre las elecciones de Madrid en plena campaña

Las elecciones de Madrid serán el objeto a tratar, de nuevo, por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Lo especial es que su sondeo lo publicará en plena campaña.

Será la segunda encuesta electoral en ese sentido. La primera, en precampaña, la presentó el pasado 5 de abril. Entonces, pronosticó que las elecciones de Madrid las ganaría Isabel Díaz Ayuso con el 39,2% de los votos.

El PSOE cosecharía el 25,3% de los sufragios, mientras que Más Madrid se adjudicaría el 14,8%, Unidas Podemos, el 8,7% y Vox, el 5,4%. Ciudadanos no lograría superar el umbral del 5% y desaparecería de la Asamblea de Vallecas.

Ese barómetro recibió duras críticas por cómo se distribuyeron los escaños a las distintas fuerzas políticas, dando un empate entre el bloque de izquierdas y el de derechas.

Además, se basó en 4.124 entrevistas telefónicas realizadas entre el 19 y el 28 de marzo, fechas aún muy alejadas de la cita electoral. Así, una quinta parte de los electores preguntados todavía no habían decidido el sentido de su voto.

Ahora, el CIS pretende hacer públicos los resultados del nuevo sondeo sobre las elecciones de Madrid en plena campaña. Eso sí, antes de que llegue la fecha en que se prohíbe publicar encuestas, es decir, a partir del 28 de abril.

De este modo, repite la fórmula que empleó en las elecciones catalanas, cuando el 4 de febrero dio a conocer su última encuesta al respecto. Así, en aquel barómetro no asignó escaños, sólo porcentajes de intención de voto por la conveniencia de “conocer y valorar mejor la realidad”.

Cierto es que lo habitual es que CIS haga sólo un sondeo por cada cita electoral, haciéndolo público al principio de la campaña correspondiente. Sin embargo, los cambios vividos a causa de la epidemia le han permitido una mayor flexibilidad.

Tradicionalmente, las encuestas del CIS se hacían con entrevistas presenciales en los domicilios de los encuestados. Esto otorgaba una gran veracidad, pero se necesitaba mucho tiempo para ello.

Puesto que la epidemia impuso restricciones a las entrevistas personales, el instituto demoscópico público tuvo que contratar a empresas externas para llevar a cabo encuestas telefónicas.

Una vez que desarrolló su propio sistema de cuestionarios telefónicos, pudo disponer de una mayor flexibilidad y hacer estudios electorales a doble vuelta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.