ERC dispuesto a aplazar los pasos hacia la independencia

ERC dispuesto a aplazar los pasos hacia la independencia

El pasado jueves se reunieron los representantes de PSOE y ERC en la negociación para la investidura de Pedro Sánchez. A pesar de que la formación republicana se mantiene en el ‘no’, se emplazaron para otro encuentro mañana, después de la sesión constitutiva de las Cortes.

Ambas formaciones tienen la intención de celebrar otra reunión posteriormente ya en Barcelona. Admiten que es necesario mantener el diálogo para resolver el “conflicto político” en Cataluña. Precisamente, esa es una de las condiciones, reconocer que hay un conflicto político.

En los comunicados que las dos formaciones emitieron tras el encuentro se constata que hay “diferencias” entre ambas partes, lo que ha llevado a ERC a mantenerse en el ‘no’.

En cambio, la exigencia de los republicanos catalanes de que el PSOE reconozca que el problema en Cataluña es un “conflicto político” sí es admitida por los socialistas, aceptando tácitamente una mesa entre gobiernos para “encauzarlo desde el diálogo y el entendimiento institucional”, como reza el texto socialista.

El PSOE insiste en que para ello es necesario desbloquear la investidura. “Aunque los diagnósticos de las partes no son coincidentes, sí comparten la necesidad de poder retomar la vía del diálogo entre partidos e instituciones, así como implicar en ésta a la sociedad civil. Un diálogo que debe ser abierto y sincero”.

ERC también exige que la mesa de negociación se cimente en “cuatro pilares” consistentes en “que sea entre gobiernos, sin apriorismos ni temas vetados, con calendario y con garantías de cumplimiento”.

Así, en cambio, no se plantean expresamente ni la autodeterminación ni la amnistía de los presos independentistas, algo que el PSOE rechazaba de plano. Sin embargo, el Gobierno sí permitió que el Govern lo pusiera sobre la mesa en la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat.

Así las cosas, ERC llegó a la reunión del jueves con un planteamiento de mínimos, entre los que se incluiría fijar un calendario para resolver el conflicto catalán, pero aparca la resolución del problema territorial para una segunda fase de negociaciones.

En palabras de Carmen Calvo, la vicepresidente del Ejecutivo en funciones, “hay puntos en común para tener un gobierno progresista”.

“Esto es de lo que vamos a hablar y naturalmente encontrar cauces que nos permitan, más adelante, a corto y medio plazo, encontrar una salida viable y necesaria a la situación de Cataluña”, añadió, admitiendo, en el fondo, que esa será una negociación posterior a la investidura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *