Anualmente la energía solar evita las emisiones de más de 4.000 toneladas de CO2

Anualmente la energía solar evita las emisiones de más de 4.000 toneladas de CO2

EDP, coincidiendo con el Día del Clima, ha realizado un estudio entre sus clientes con energía solar con el fin de conocer el impacto energético que suponen sus instalaciones fotovoltaicas. Entre otras ventajas de este tipo de energía destaca que se dejan de emitir casi 4.000 toneladas de CO2.

En concreto, desde el Día del Clima del pasado año, sus clientes han logrado evitar la emisión de 3.966 toneladas de CO2. Los clientes domésticos de la compañía energética han logrado producir, gracias a la energía solar, un total de 5,8 GWh, evitando 1.796 toneladas de emisiones.

Por su parte, los clientes empresariales, han producido 7 GWh, evitando 2.170 toneladas de emisiones.

Esto ha sido gracias a su apuesta por el autoconsumo, que contribuye al ahorro energético y respeta el medio ambiente, alcanzando un impacto en la calidad del aire similar al que tendrían más de 247.933 nuevos árboles, 112.308 en el caso de los particulares y 135.625 árboles en el caso de las empresas.

El ahorro total que suponen las instalaciones fotovoltaicas realizadas por la compañía equivale al consumo medio de 5.816 hogares. Esto es, 2.635 por parte de los clientes domésticos y 3.181 por parte de las empresas.

Grandes empresas apuestan por la energía solar

Entre las empresas que apuestan por el ahorro, la eficiencia y el compromiso ambiental con EDP se encuentran Friologic. Cuenta con la mayor instalación fotovoltaica para autoconsumo de Mercamadrid. También, masymas, Cárnicas Gallego o La Cartonera Lucentina, entre otras.

Para Gabriel Nebreda, director de EDP Solar, “en España tenemos las condiciones para apostar por la energía solar y debemos contribuir a un desarrollo sostenible. El autoconsumo supone un desafío, pero también una oportunidad en la transición hacia una energía más competitiva y limpia”.

EDP ha puesto en marcha su plan estratégico para ser protagonista en la transición energética del país. Además, se ha comprometido a ser una compañía neutra en carbono en 2030.

El 80% de la inversión prevista para los próximos años tendrá por destino las energías renovables, con el objetivo de mejorar su cartera en todas las tecnologías verdes (eólica, solar, hidrógeno y almacenamiento).

Por su parte, la movilidad eléctrica es otro de los pilares claves para la compañía. Así, prevé reforzar su estrategia de poner a disposición de sus clientes las soluciones más innovadoras y adaptadas a cada necesidad.

La movilidad eléctrica permitirá también reducir las emisiones vertidas a la atmósfera, ya que el vehículo eléctrico es 2,5 veces más eficiente que un vehículo similar de carburante diésel.

Al mismo tiempo, la compañía ampliará los puntos de recarga en espacios públicos, a través de acuerdos con distintas empresas y entidades. Unas compañías que ven la movilidad sostenible como un vector clave para la electrificación del transporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.