El Tribunal Supremo rectifica vergonzosamente y le da la razón a los bancos en contra de los consumidores

El Tribunal Supremo rectifica vergonzosamente y le da la razón a los bancos en contra de los consumidores

Se necesitaron dos sesiones del Pleno y al final el alto tribunal pierde toda su credibilidad.
Con 15 votos a favor y 13 en contra, el Pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo decidió fallar contra los ciudadanos y dar la razón a los bancos rescatados. Será el cliente quien deba asumir el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Como hasta el 18 de octubre.

Si insólito fue dejar en suspenso una sentencia firme de la Sala experta en asuntos tributarios por decisión de Luis María Díez-Picazo, presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, y convocar un Pleno para tratar acerca de la sentencia dictada por los magistrados de la Sección Segunda, más insólita y decepcionante es la resolución que ayer se adoptó.

Contra todo pronóstico, ni los bancos creían posible que se volviera al criterio anterior, después de 16 horas de debates y deliberaciones, los 28 magistrados que integraban el Pleno no han llegado a un acuerdo unitario y ha quedado patente la gran división interna.

Una de las razones esgrimidas por Díez-Picazo para convocar este Pleno era la repercusión económica que podría tener la sentencia sobre la que se ha discutido este lunes y martes. Cabría preguntarse si la Justicia sigue siendo ciega, como si ésta debiera quedar sometida a las presiones de unos y otros poderes. Es posible que debamos ir pensando en quitarle el pañuelo de los ojos a la estatua que debería presidir el edificio del alto tribunal.

Pero no solo ha quedado patente la división interna y hecho un espantoso ridículo, sino que queda tocada de muerte la credibilidad de un Tribunal que en unas semanas deberá afrontar un juicio sin precedentes: el procés.

De poco o nada sirven para los ciudadanos las disculpas pedidas por Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo, por la gestión. ¿Qué hará ahora? ¿Cómo justificará un cambio de tanta envergadura?

El caso es que la banca gana, como siempre. Una banca rescatada por los desmanes de unos y otros con dinero público que aportamos todos los ciudadanos mediante nuestros impuestos y que, ahora, vemos cómo a las personas se les asesta un nuevo golpe y cómo uno de los poderes no escritos vuelve a imponer su criterio: el criterio que ha readoptado el Tribunal Supremo.

Una banca con beneficios millonarios que amenazaba con repercutir al cliente las consecuencias económicas de la sentencia que los magistrados dictaron el 18 de octubre. La diferencia entre el ciudadano y la banca es que aquél no puede levantar el teléfono para comentar una sentencia con aquellos que pueden cambiarla. El Supremo ha cedido.

3 thoughts on “El Tribunal Supremo rectifica vergonzosamente y le da la razón a los bancos en contra de los consumidores”

  1. La actitud del TS es totalmente incongruente. El TS está perdiendo toda la credibilidad. Es realmente vergonzante la última decisión del TS a favor de la banca. Primero a favor de los ciudadanos aunque haya habido un empate en los votos de los Jueces, después en contra de los ciudadanos y a favor de la banca. Don dinero y los poderes fácticos son los que mandan en España y fuera de sus fronteras, que no nos quepa la menor duda.

    1. Totalmente de acuerdo Ramón y así seguirá siendo, de nada ha servido que los de mi generación corriéramos ante los “grises” y confiáramos en los socialistas y comunistas para arreglar esto, conclusión “todos son iguales”.

  2. Inconcebible, después del “varapalo Otegui”, otra sentencia de nuestro tan encumbrado TS. Irrisorio, yo lo comparo con un partido de balonmano : Sistema financiero vs Pueblo Llano, arbitro de la contienda nuestro querido TS. La pregunta del millón: quién gana: como siempre el sistema financiero y al pueblo que es quien ha conseguido que los jueces del TS estén donde están que le de por el c……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *