El Gobierno de Nueva Zelanda concede días libres a las víctimas de la violencia de género

El Gobierno de Nueva Zelanda concede días libres a las víctimas de la violencia de género

Tiene uno de los peores registros en violencia de género en comparación con otros países desarrollados.
En Nueva Zelanda se ha aprobado una nueva ley, con el objetivo de proteger a las víctimas, en la que se recoge la posibilidad de ofrecerles hasta diez días libres para darles tiempo de escapar de situaciones de malos tratos y, así, poder empezar una nueva vida, mudarse de sus casas o asistir a audiencias judiciales. Con esta norma el país austral se convierte en uno de los pocos países que ofrece esta posibilidad a las víctimas.
Cada cuatro minutos es atendido por la Policía un incidente por esta causa y muchos de los casos ni siquiera son denunciados, convirtiendo, así, al país en uno de los que tiene peores registros de violencia de género dentro de la lista de países desarrollados, según el grupo de defensa Shine.

Satisfacción entre los grupos de defensa
Los grupos antiviolencia en todo el mundo han celebrado esta ley, cuya entrada en vigor será en abril de 2019. En especial se han mostrado satisfechos en Women’s Aid, con sede en Reino Unido, que promoverá una norma igual en la legislación británica.
Katie Ghose, directora ejecutiva de esta organización, ha declarado que es frecuente que las mujeres pierdan sus trabajos cuando huyen del maltrato, mientras que muchas continúan en el entorno de éste por “preocupaciones financieras”. “Creemos que esto ayudará”, afirma, “a dar a más mujeres la confianza para hablar sobre el abuso y buscar apoyo cuando se den los pasos valientes para dejar a una pareja maltratadora y reconstruir sus vidas”.
Por su parte, Ang Jury, la presidente ejecutiva de Women’s Aid añadió en un comunicado que “la idea de que ahora habrá un requisito legal para que los lugares de trabajo respalden a las víctimas muestra que estamos comprometidos a lograr un progreso significativo para eliminar la violencia familiar”.

«Es una victoria para las víctimas»
“Este proyecto de ley es una victoria para las víctimas, algo positivo para las empresas y, en última instancia, una victoria para todos nosotros”, ha señalado Jan Logie, diputada por el Partido Verde –en el centro en la fotografía-, antes de que la medida fuera aprobada en el Parlamento. Logie ha liderado la iniciativa durante años, ha asegurado que gracias a las nuevas protecciones se logrará una rápida intervención en los casos de violencia de género.
La victoria del proyecto de ley tuvo un escaso margen, con 63 votos a favor y 57 en contra. Los opositores han mostrado su preocupación por el impacto económico en las empresas.
Filipinas fue el primer país, en 2004, que apostó por una medida igual, y ahora es Nueva Zelanda quien pone en marcha esta política. La reputación de Nueva Zelanda ha sido progresiva ya que fue el primer país en regular el derecho al voto femenino en 1893. Jacinta Arden, actual primera ministra es la tercera mujer que gobierna el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.