El fracaso de la Cumbre del Clima distancia los gobiernos de la ciencia

El fracaso de la Cumbre del Clima distancia los gobiernos de la ciencia

Decepción, fracaso. Son los términos más escuchados tras el fiasco sufrido al cierre de la Cumbre del Clima, que terminó este domingo sin acuerdos. Unos pactos que permitieran alumbrar un escenario favorable en la reducción de emisiones y que, en cambio, solo 84 países se han comprometido a endurecer en 2020 las medidas para conseguirlo.

El horizonte de 2030 se aleja porque, entre otras razones, los grandes emisores de gases contaminantes, léase Estados Unidos, China, India y Rusia no han mostrado interés alguno por esta Cumbre del Clima. Estos cuatro países emiten el 55% de los gases de efecto invernadero.

Entre los firmantes, España, Alemania, Francia y Reino Unido. De 200 países que negociaban en esta cumbre solo un tercio se han comprometido a presentar un plan que permita contener el aumento de temperatura por debajo de 1,5 grados más respecto a los niveles preindustriales.

Y ello pese a la advertencia de la ONU de que habrá que redoblar los esfuerzos cinco veces para lograrlo, y tres si se pretende mantenerlo por debajo de un aumento de 2 grados, el límite a partir del cual los científicos, que también presentaron numerosos incontestables informes, aseguran que no habrá retorno.

De no cumplirse, Naciones Unidas calcula que la temperatura se incrementará 3,2 grados con los actuales planes. Por el momento, 2019 se convertirá en un nuevo año récord, como viene sucediendo desde hace diez años. Las emisiones de dióxido de carbono marcarán un nuevo máximo.

Uno de los grandes obstáculos, donde más desacuerdo ha habido, que han contribuido al fracaso de la COP25 ha sido el que se refiere a los mercados de dióxido de carbono. Su desarrollo permitiría intercambiar derechos de emisiones entre países y empresas para compensar las emisiones. Un acuerdo que quedó frenado en Katowice (Polonia) y que debía haberse desatascado en Madrid.

Una vez más se pospone y será en Glasgow, a finales de 2020, cuando se intentará cerrar. Un acuerdo que debe ser unánime, pero en el que aún hay que limar muchas diferencias y saltar muchas brechas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.