Eje hispano-alemán para acabar el MidCat

Eje hispano-alemán para acabar el MidCat

Terminar con la dependencia del gas de Rusia es uno de los objetivos de la Unión Europea y podría pasar por acabar el gasoducto MidCat.

Esos tubos llevarían ese combustible procedente de la Península Ibérica a Centroeuropa. Precisamente, Alemania depende en su mayoría del gas ruso, con, ahora, la amenaza de que Vladimir Putin, presidente de Rusia, ordene cortar el suministro.

Así, el Gobierno alemán tiene especial interés en que el MidCat, un proyecto a medio terminar que atraviesa Francia, se acabe.

España, a su vez, no puede exportar de una forma más rápida el gas que almacena. Tiene que hacerlo mediante buques metaneros, un proceso mucho más caro y lento y ni siquiera en su totalidad.

En ese contexto, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, y Olaf Scholz, canciller alemán, han escenificado este martes el frente común para completar el MidCat.

No obstante, se abren otras opciones, como la construcción de un gasoducto por mar hacia Italia.

Así, desde Berlín ha mostrado su apoyo mutuo en ese proyecto. Ha sido en una rueda de prensa conjunta después del Consejo de Ministros del Ejecutivo teutón al que Scholz había invitado a Sánchez a participar.

“Agradezco y mucho la visión compartida que tiene el canciller alemán sobre la necesidad de acelerar las interconexiones”, ha dicho el presidente español.

Explicó que en la actualidad no se cumplen los objetivos de interconexiones entre la Península y el resto de Europa que marca la Comisión Europea.

Tan solo se ha cumplido el 3%, muy lejos del 10% que debería haberse desarrollado hasta ahora.

Así, esto impide que España explote al máximo su capacidad de regasificación, el 30% del total del bloque comunitario, por ese “cuello de botella”.

A Francia no le interesa el MidCat

Sin embargo, Emmanuel Macron, presidente francés, pone trabas para terminar el gasoducto.

Su oposición se explica porque Francia está generando energía con sus centrales nucleares y la crisis energética le posibilita vender su electricidad ahora y posteriormente.

Ante eso, Sánchez, sin mencionar la negativa francesa, señaló que la alternativa al MidCat pasa por trabajar en un gasoducto que conecte España e Italia.

“Si –las conexiones– no se desarrollan al ritmo adecuado, en la estrategia europea RepowerEU también se traza otra interconexión que es la de la península Ibérica e Italia”, destacó.

“Eso es lo que tenemos que resolver, sea por Francia o por Italia”, remarcó Sanchez. A renglón seguido, aseguró que España “responderá a la llamada” de aquellos países a los que más afecta el “chantaje inaceptable” de Putin.

Por su parte, Scholz insistió en su apuesta por el MidCat, unas tuberías que servirían también para aprovechar el potencial del sur de Europa en materia de hidrógeno verde.

En ese sentido, sostuvo que “es la gran tarea, la creación de una gran red europea eléctrica, de futuro para el hidrógeno y ahora para los gasoductos. Queremos hacerlo posible para lograrlo”.

El Gobierno francés se abre a estudiarlo

Pese a la oposición inicial de Francia, a media tarde de este martes, Bruno Le Maire, ministro de Economía y Finanzas, señaló que estudiarán el desbloqueo del proyecto MidCat.

Tras un acto en París, Le Maire indicó que “es una cuestión muy vieja”. No obstante, “desde el momento en el que el presidente del gobierno español y el canciller alemán, representantes de dos países amigos de Francia, nos hacen esta petición, vamos a examinarla. Es un tema que vamos a examinar”.

El proyecto de este gasoducto lleva paralizado años debido a sus costes y al bajo precio del gas ruso.

Aún quedan por construir 226 kilómetros de tuberías desde la localidad de Hostalric, en Cataluña, hasta la francesa Barbaira. Además, España quiere que sea la Unión Europea quien soporte los gastos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.