Editorial “Derechos laborales”

Que los trabajadores de tierra de los aeropuertos españoles se pongan en huelga pone el punto de mira -por parte de los menos informados o los más insolidarios-, en las organizaciones de clase.
La patronal es la que tiene que explicar la precariedad y la rentas de estos trabajadores. No se ponen en huelga por un simple capricho y mucho menos se juegan el tipo y la credibilidad por un mero antojo.
Los derechos laborales de los trabajadores bien vale que los pasajeros soportemos unos minutos de retraso. De nada sirve que la patronal le eche la culpa a los sindicatos o a los propios trabajadores. Este periódico está lo suficientemente informado y trata a su vez de informar con veracidad y prudencia como para acabar defendiendo que los derechos laborales no pueden ser moneda de cambio para enfrentar a trabajadores contra usuarios.
Otra cosa bien distinta es que se produzcan excesos. Sin embargo, confiamos en el papel de los sindicatos a la hora de establecer los servicios mínimos. Aunque sea impopular este editorial, por muy pocas simpatías que despierten estas reivindicaciones, es nuestro deber estar siempre del lado de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.