Dimite el embajador de EEUU en China

Dimite el embajador de EEUU en China

Terry Branstad, embajador de EEUU en China, dejará su puesto en la Embajada en Pekín, según anunció el lunes el secretario de Estado, Mike Pompeo.

En un tuit en el que agradecía a Branstad por sus servicios, Pompeo dijo que había “contribuido a reequilibrar las relaciones entre Estados Unidos y China para que estén orientadas a los resultados, y sean recíprocas y justas”.

La embajada de Estados Unidos en Pekín confirmó poco después la salida del diplomático e informó que abandonará China el próximo mes.

Branstad, en el cargo desde mayo de 2017, informó de su decisión la semana pasada a Donald Trump, presidente estadounidense, afirmando que deseaba jubilarse.

El embajador de EEUU ha agradecido el honor y ha destacado que durante su etapa se han “reequilibrado” las relaciones entre las dos potencias de una forma “justa y recíproca”.

“Estoy muy orgulloso de nuestro trabajo para lograr el acuerdo comercial de la Fase Uno y de conseguir resultados tangibles para nuestras comunidades”, apuntó en el comunicado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo no haber recibido notificación alguna sobre la renuncia del embajador de EEUU.

Tuvo que mediar como embajador de EEUU en las graves tensiones recientes entre ambos países

Branstad, de 73 años y exgobernador de Iowa durante más de 20 años en dos periodos, tuvo que mediar en tensiones significativas para ambos países. Es el caso del comercio, cuestiones territoriales, la pandemia de coronavirus y los disturbios en Hong Kong.

En junio de este mismo año, fue convocado por Pekín después de que el Trump, firmara una ley para sancionar a Hong Kong. Una decisión que el Ministerio de Relaciones Exteriores chino calificó de “grave injerencia en los asuntos internos”.

Branstad pidió el año pasado a Pekín que iniciara un “diálogo sustancial” con el Dalai Lama durante una visita al Tíbet. En esta región se acusa al Gobierno chino de represión.

El diplomático, uno de los primeros partidarios de la candidatura de Trump en 2016, recibió su nombramiento poco después de las elecciones.

En ese momento, el equipo de transición del presidente elogió su “tremendo conocimiento de China y el pueblo chino”. Branstad, tenía una larga relación con el presidente chino, Xi Jinping, a quien conoció por primera vez en la década de 1980.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.