Dieciséis años de prisión por corrupción para la ex alcaldesa de La Muela

Dieciséis años de prisión por corrupción para la ex alcaldesa de La Muela

Con más de dieciséis años de prisión y multas por un importe total de casi 8,5 millones de euros ha sido condenada María Victoria Pinilla, ex alcaldesa de La Muela, por once delitos, diez de ellos como autora, en el llamado caso de La Muela. Además se le imponen 56 años de inhabilitación para empleo o cargo público y 13 de imposibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas, así como se le niega el derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social.

La sentencia se hizo pública ayer y en ella se hace constar que se considera a Pinilla autora de un delito continuado de cohecho, de un delito continuado de blanqueo de capitales, de un delito contra la Hacienda Pública, prevaricación, fraude a la Administración, delito continuado de fraude a la Administración, tráfico de influencias, delito continuado de prevaricación administrativa, fraude de subvenciones y delito continuado de malversación de caudales públicos, además de considerarla cooperadora necesaria para un delito contra la Hacienda Pública. Otros seis de los nueve acusados también han sido condenados.

En 2016, la ex alcaldesa de La Muela fue condenada en el marco del caso de corrupción destapado en 2009, pero la sentencia fue anulada por el Tribunal Supremo por un error procesal. En consecuencia, hubo de celebrarse un nuevo juicio, que terminó el 21 de febrero.

1 thought on “Dieciséis años de prisión por corrupción para la ex alcaldesa de La Muela”

  1. Reconforta saber que ha veces algunas personas pagan por los actos malos que cometen, aprovechándose de tener un cargo publico. Esta señora se lleva el premio al mayor número de delitos cometido por una alcaldesa de un pueblo para mí desconocido, así como el nombre de la acusada, situados en Aragón. Lo triste es saber que va a pagar su deuda con la sociedad por chiripa, en el año 2016 ya fue condenada por estos mismos hechos, pero la sentencia fue anulada por el Tribunal Supremo por un error procesal. Ha sido necesario un nuevo juicio para poder condenarla a ella y a los otros acusados. Pedir encarecidamente a la Justicia que trate de no tener más errores procesales, por los que podrían quedar libres más culpables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.