Descubren que en la prehistoria había ratas gigantes

Descubren que en la prehistoria había ratas gigantes

En 1990, en el Amazonas, se descubrió el fósil de lo que en la prehistoria pudo ser una rata gigante. En concreto la capibara Neoepiblema acreensis, que habría vivido en Sudamérica hace 10 millones de años, revelan en Quo.

Los investigadores analizaron los restos de este roedor de la prehistoria y calculan que podría pesar alrededor de 80 kilos. Comprobaron, además, que en su cráneo solo había espacio para un cerebro de apenas el tamaño de media mandarina. La materia gris de la rata gigante pesaría unos 113 gramos.

Es probable que la capibara viviera en una época en la prehistoria en la que los depredadores veloces aún no se había desarrollado. No existían, por ejemplo, los felinos, cazadores certeros.

Los que sí existían en esa etapa prehistórica hace 10 millones de años eran los grandes cocodrilos. Lo cierto es que para evitar el ataque de estos grandes depredadores no hacía falta mucho cerebro. Se libraría de los ataques gracias a su gran tamaño.

Los depredadores fueron haciéndose cada vez más astutos y edstas ratas gigantes evolucionaron hasta convertirse en primates y luego en humanos. Seguramente es el caso de la capibara, pero no el del ejemplar cuyo fósil se ha estudiado.

El cerebro del tamaño de los humanos es muy costoso de mantener en términos de energía. A pesar de que pesa sólo el 5% del total del cuerpo, consume el 20% de la energía corporal.

En el caso del fósil hallado, el individuo medía cerca de metro y medio. Los investigadores de las universidades brasileñas de Acre y Federal de Santa María y del Museo e Instituto Paleontológico presentaron en Biology Letters las conclusiones del estudio.

Gracias a que el cráneo estaba en muy buenas condiciones, pudieron, incluso, distinguir las impresiones producidas por los bulbos olfativos. Estos son partes del cerebro implicadas en el procesamiento de los olores. Asimismo, vieron dónde estuvieron situados los lóbulos frontales y temporales. Esta criatura fue pariente de las actuales chinchillas y pacaranas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.