“Derechos, muerte y dignidad”, por Francisco Estepa.

Francisco Estepa.

Otra vez se demuestra que se equivocan quienes dicen que son lo mismo la derecha y la izquierda. Otra vez vemos como unos políticos no ven derechos cuando se habla de vivir o morir con dignidad y reducen a “gasto público” todo lo que esté relacionado con la calidad de vida de las personas. Unas veces con la excusa de la austeridad y otras, cuando están en la oposición intentando achacarlo a quienes gobiernan, su pensamiento siempre está en imponer sus propios valores antisociales.

Yo he tenido la suerte o la desgracia de haber vivido situaciones duras que me han marcado, como a muchas personas. Yo que sentí morir a mi madre en mis brazos, después de semanas de sufrimiento y sedación, no me gustaría que mis hijas me vieran morir así y si alguna vez necesitase ayuda para dejar este mundo, me gustaría que la sociedad en la que vivo me ayudase, con seguridad jurídica y un procedimiento con todas las garantías para mi familia y para mí.

Cuando la oposición conservadora de España utiliza el argumento del “ahorro en gasto sanitario” para desacreditar a la mayoría de la sociedad que apoya la Eutanasia, representada por el Gobierno y que intenta positivar un nuevo derecho a través de Ley Orgánica, me desborda la indignación ante tanta hipocresía y falta de sensibilidad de esos dirigentes políticos que miran a otro lado cuando les recuerdas cómo tras la Guerra Civil española, se fusilaba con la dignidad que imponían los vencedores, a hombres y mujeres que habían defendido la Democracia y que no querían morir.

Algunos votaron NO a la Constitución Española de 1978, otros NO a la ley del divorcio, NO a la ley de dependencia, NO a la ley contra la violencia de género y tantas leyes a las que se ha opuesto siempre la misma derecha, una derecha que tiene muy claro que los derechos son el mejor antídoto contra los privilegios, esos privilegios que tienen unos pocos y que intentan mantener.

Si la derecha fuese un poco coherente, en su próximo programa electoral propondría la derogación de todas las leyes a las que se ha opuesto, pero NO, para ellos es más fácil no decir lo que van a hacer y cuando gobiernan, recortar derechos a través de los presupuestos anuales, como está haciendo PP y Ciudadanos en Andalucía, apoyados por VOX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *